Entrevista exclusiva al Dr. Agustín Zbar

zbartwitElecciones en AMIA

Agustín Zbar es Abogado, Magister en Derecho, Profesor de la UBA y Presidente del Bloque Unido Religioso.

Identidades: ¿Cuál es la situación actual de la problemática surgida en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) desde la suspensión de las elecciones para renovar autoridades y el nuevo llamamiento que hicieron para el 26 de junio del 2016?

Agustín Zbar: El escandaloso fallo de la Juez Civil, que dictó tres resoluciones sobre una medida precautoria en una misma semana tuvo como único efecto suspender el acto eleccionario del día 17 de abril. No admitió revisar padrones, ni listas, ni tampoco la designación de un interventor en AMIA, que seis socios le solicitaron. Lo único que hizo la jueza es suspender el acto eleccionario del 17 de abril, devolviendo el conflicto o los reclamos a la AMIA y al INAES (organismo estatal regulador de las mutuales). La Juez motivada por estos socios, produjo a la AMIA un perjuicio de más de un millón de pesos, resolvió sin cotejar pruebas y sin asegurar de ninguna manera los daños para la AMIA y ahí terminó su intervención.

La AMIA, que se enteró el día 15 de abril a la tarde, el viernes a la tarde, de que no se podía hacer elecciones dos días después con todo el operativo electoral lanzado apeló esa decisión, aunque ya fuera irreversible el hecho de que el 17 de abril ha pasado y la elección no se hizo. Se apeló la decisión a los efectos de que la Cámara, diga sobre su nulidad absoluta, que se sepa que ha sido realmente un disparate jurídico como pocas veces he visto en mi vida profesional y los responsables paguen las consecuencias.

Luego ¿que pasó?, la AMIA tiene que celebrar las elecciones porque es la única manera de renovar sus autoridades cuyos mandatos vencen en junio por lo cual la Comisión Directiva llamó a votar nuevamente para el día 26 de Junio.

Identidades: Me habían hecho alusión a que estatutariamente hablando las elecciones no debieran hacerse en el mes de abril, ¿Eso tiene incidencia con este llamado para el 26 de junio?

Agustín Zbar: No incide, pues estas son las mismas elecciones que quisimos hacer en Abril, son las elecciones de abril suspendidas por fuerza mayor. Si ahora dicen que no se pueden hacer más elecciones hasta abril del año que viene, está claro el ánimo destituyente, el propósito de que AMIA no elija autoridades, que no apruebe balances, que no tenga un vida institucional normal para justificar en las anomalías que ellos provocan sus pedidos de intervención, o sea que un funcionario público reemplace a las autoridades legítimas y representativas de AMIA.

Identidades: ¿La intervención es un riesgo probable? Porque mucha gente dice que si hubiera una intervención a la AMIA además de ser un hecho histórico seria muy perjudicial para la comunidad judía.

Agustín Zbar: Seria tremendo, seria un riesgo prácticamente letal para la AMIA y no solo por el perjuicio a su imagen y buen nombre. Vea que todas las acciones que se han desarrollado por parte de estos grupos en los últimos tres años llevan a lo mismo: 1. No concurrir a las asambleas obligatorias para aprobar presupuestos y balances de la institución estando presentes en el edificio (impidiendo así que haya quórum), es estar contra la institución, lo hicieron en 2014, 2015 y la semana pasada

2. Solicitar al mismo tiempo y reiteradamente convocatorias a asambleas especiales con un mero propósito político o ideológico

3. No integrar una comisión directiva aceptando el rol de minoría y en su caso de oposición institucional y constructiva

4. No presentarse a elecciones pero hacer lo posible para que no haya elecciones es actuar contra la institución,

5. litigar en la justicia con argucias y falacias sin recorrer primero todo el camino interno esta también previsto en el estatuto que dice que está prohibido bajo causal de expulsión que cualquier socio denuncie ante la justicia a la AMIA sin agotar las vías internas.

Identidades: De aquí en adelante y con estos sectores que acudieron a esas instancias ¿hay probabilidades de diálogo para llegar a algún tipo de acuerdo, dejando de lado todos los cruces o criticas y todas las situaciones desagradables producidas llegando a fojas cero y poder dialogar nuevamente? ¿Estarías vos y la gente que esta trabajando en el Bloque Unido Religioso (BUR) dispuestos a sentarse en una mesa con ellos y encarar las cosas desde otro ángulo donde se excluya el enfrentamiento?

Agustín Zbar: Por supuesto que sí, el diálogo siempre está pendiente entre hermanos y hay que mantenerlo, nosotros nunca rompimos ninguna mesa de diálogo, nunca fuimos a denunciar a nadie fuera de la AMIA, nunca agredimos a nadie, es al revés y habría que preguntarles a estas personas porqué en lugar de conversar han hecho lo que hicieron. En lugar de presentar una lista pretenden que no haya elecciones propalando falacias que nosotros nos hemos cansado de aclarar, una y otra vez, pero luego de que se expone la verdad y otros insisten en las mismas mentiras y no cesan los ataques judiciales, entonces es muy difícil. Si estamos en desacuerdo sobre si es de día o de noche hasta que no aclaremos los hechos no podemos seguir discutiendo, si se nos pide que los principales dirigentes del bloque religioso no participen de la vida institucional de la AMIA están pidiendo cosas completamente irreales, si se nos dicen que todos los socios del bloque religioso que ingresaron a AMIA como socios hace un año no pueden participar de la elección, aunque figuran perfectamente en el padrón y se pretende que ellos no voten ¿con qué fundamento lo hacen?, entonces el dialogo está pendiente pero tiene que ser un diálogo con cierta razonabilidad porque si no, uno sospecha que el otro no quiere dialogar sino mutilar, desgastar, dañar para sacar un provecho político inmediato.

Nosotros vemos el dialogo como una instancia para poder llegar a un paso posterior, vemos el diálogo como una manera de hacer ajdut (unión), no de sacar una ventaja política de la pelea, primero hay que deponer las hostilidades, bajar los decibeles y entonces conversaremos para construir en conjunto y con altruismo, sin egoísmos.

Identidades: ¿Puede llegar todo esto a desembocar en dos comunidades judías escindidas o con un sismo de ese tipo?

Agustín Zbar: Todo puede pasar, eso no es extraño en otros países del mundo. La comunidad judía argentina tiene entre sus activos el hecho de que convivimos en una misma gran institución, religiosos y no religiosos, ashkenazim con sefaradim, gente de muy diversas procedencias de todo el país, esa es una gran fortaleza que nos reconocen en todo el mundo, seria muy penoso que alguien haya decidido que le resulta más redituable políticamente o prefiere para su carrera política protagonizar una ruptura, nosotros tenemos la obligación de impedirlo. Para nosotros el ajdut, la unidad de la kehilá, es un mandato, una mitzvá, no es una opción, no es negociable.

De hecho, se ve en la gestión del bloque religioso en estos ocho años al frente de AMIA, que no hubo una sola medida que haya sido lesiva, que haya intentado perjudicar a sectores no religiosos, laicos o de distintas corrientes de observancia religiosa, en absoluto. Se mantuvieron los subsidios, las actividades culturales y educativas, la AMIA en el interior, el programa de televisión, etc…No vas a observar que el bloque religioso haya tenido una voluntad de hegemonizar o de gobernar solamente para un sector, al contrario. La visión que tenemos al conducir la AMIA es que sea para todo el mundo, que acerque a más y más judíos a la comunidad, fortalecer el judaísmo desde todos los rincones. Me preocupa pensar, no puedo aceptar, que tal vez a alguien le parezca conveniente dañar o romper la AMIA.

Identidades: ¿Serías el futuro presidente de AMIA?

Agustín Zbar: El sistema de elección de AMIA es indirecto, se elige una asamblea de 90 representantes y de allí surgen los 21 dirigentes que integran la Comisión Directiva desde el presidente hasta el vocal; yo soy el décimo candidato a la asamblea de representantes y allí se decidirá. No soy candidato de mí mismo, formo parte de un grupo, hace muchos años que colaboro con AMIA, antes de la gestión de BUR y nunca necesité estar en cargos. Colaboré en todas las comisiones directivas de AMIA desde hace más o menos veinte años pero nunca fui miembro de la comisión, yo siempre estoy a disposición de la comunidad y de cada judío pero no soy mi candidato a presidente de nada.

Agustín Zbar es Abogado, Magister en Derecho, Profesor de la UBA y Presidente del Bloque Unido Religioso.


Entrevista exclusiva realizada por el Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.