¿Por qué voto en las elecciones de AMIA?

¿Por qué voto en las elecciones de AMIA del 30 de Abril de 2017?

Como integrante de esta Comunidad Judía de Buenos Aires siento en estos trascendentes momentos históricos la necesidad ética y moral de votar en estas elecciones de AMIA del 30 de abril.

Teniendo conciencia que habiéndose llegado a una situación comunitaria límite donde la Institución pueda ingresar en una zona de riesgo de ser intervenida por el Estado Argentino, la comunidad judía argentina solo tiene una sola opción institucional y es enfrentar estos dramáticos tiempos históricos a través de la opción del voto democrático y representativo que arribe definitivamente a una nueva conducción integradora de miles y miles de voluntades individuales comunitarias que así lo requieren.

De allí asumo como única opción personal: votar en estas elecciones del 30 de abril dirigiendo mi voto para concretar la apertura de una nueva realidad comunitaria: una nueva conducción comunitaria que tendrá que asumir trascendentes desafíos de los que dependerán nada más y nada menos que la continuidad histórica de la vida judía en nuestro país.

Incentivando la incorporación y participación activa dentro de los diferentes estamentos comunitarios a amplios sectores de una población judía que vive completamente alejada de la vida judía por una fuerte carencia de motivaciones, de conocimientos y de identidad.

Trabajando ineludiblemente por la accesibilidad a la educación, la cultura y la difusión de los valores judaicos, vitales en estos críticos momentos presentes donde prevalecen en nuestra sociedad argentina la banalidad, el individualismo, el consumismo desenfrenado y la pérdida de valores éticos y morales.

Fortaleciendo significativamente el acceso a la educación formal implementando revolucionarios planes de becas e incentivos para los sectores que no puedan acceder a causa de su alejamiento de la vida judía y aun hoy más por motivos socioeconómicos a la red escolar comunitaria. "Nuestros niños y jóvenes no pueden amar lo que no pudieron conocer ni vivenciar".

Atrayendo a todo el amplio y valioso espectro de intelectuales y profesionales judíos que en la actualidad están aportando maravillosamente a la sociedad argentina en todos los campos del quehacer nacional, a la participación institucional judía y a la vida comunitaria en general.

Creando ineludiblemente un espacio contenedor, atractivo y abierto para una juventud actualmente dispersa, desorientada y sin metas personales y comunitarias claras y sustentables donde puedan participar democráticamente, opinar, sentirse representados y crear nuevas propuestas a las limitaciones de estos tiempos presentes.

La comunidad judía de Buenos Aires debe mantenerse unida porque la unidad es la síntesis del pensamiento democrático, que respete la existencia de diferentes posiciones, que no pretenda representar a un solo pensamiento y que se genera desde la participación, el diálogo y el debate.

Hoy voto por una comunidad judía de Buenos Aires que profundice su compromiso con su fe ancestral, con sus valores éticos, con su identidad milenaria y con sus irrenunciables vínculos con el Estado de Israel para poder realizarse plenamente como judíos pero a su vez ser plenos y orgullosos ciudadanos argentinos y asumir activamente todos los desafíos que nos demande nuestra sociedad argentina en la que somos parte y estamos indisolublemente inmersos.

Mi única opción: votar en las elecciones del 30 de abril.
Nuestra única opción: votar en las elecciones del 30 de abril.
Sin futuro judío no hay judaísmo

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.