¿Qué comunidad judía queremos?

edificioamiaLos diez desafíos de la comunidad judía de Buenos Aires

Por Guido Maisuls

Hoy, en octubre del 2015 tenemos en Buenos Aires una comunidad judía que estando completamente integrada a la sociedad argentina con respecto a su identidad nacional, a sus valores culturales y a sus actividades socioeconómicas conserva aun y de diversas maneras sus lazos ancestrales con el pueblo judío y el Estado de Israel.

La diversidad es, sin duda alguna, la característica más peculiar de este grupo humano en el que se conjuga una verdadera sinfonía de heterogeneidad imaginable y donde cualquier análisis rígido o esquemático termina en el irremediable estallido de todos los estereotipos imaginables.

Esta comunidad como toda la población en general atraviesa el presente sumergida en situaciones de gran complejidad política, ideológica y crisis de valores de origen nacional e internacional donde deben resolver satisfactoriamente la permanencia de sus valores ancestrales con la necesidad de adaptarse y convivir en la diversidad sin desprenderse de los primeros.

Sin lugar a dudas, se tendrá que asumir trascendentes y urgentes desafíos de la realidad comunitaria actual de los que dependerán nada mas y nada menos que la continuidad histórica de la vida judía en un país que se enriqueció profundamente con estos valiosos aportes en su cultura, en su economía, en su vida democrática, en las ciencias, en los valores éticos y ciudadanos, etc.

Inclusión:

Se tendrá que incentivar la incorporación y participación activa dentro de los diferentes estamentos comunitarios a amplios sectores de una población judía que vive completamente alejada de la vida judía por carencia de motivaciones, de conocimientos o de vías adecuadas de comunicación.

Valores:

Fortalecer y aumentar la accesibilidad a la educación, la cultura y la difusión de los valores Judaicos en estos críticos momentos presentes donde prevalecen en nuestra sociedad argentina la banalidad, el individualismo, el consumismo desenfrenado y la perdida de valores éticos y morales que en épocas no tan lejanas nos engrandecieron y enorgullecieron.

Educación:

Aumentar significativamente el acceso a la educación formal implementando revolucionarios planes de becas e incentivos para los sectores que no puedan acceder a causa de su alejamiento de la vida judía y hoy por motivos socioeconómicos a la red escolar comunitaria. "Nuestros niños no pueden amar lo que no pueden llegar a vivir y a conocer".

Participación:

Atraer a todo el amplio y valioso espectro de intelectuales y profesionales judíos que en la actualidad están aportando maravillosamente a la sociedad argentina en todos los campos del quehacer nacional a la participación institucional judía y a la vida comunitaria en general para que fortalezcan las bases donde se asentaría la vida de nuestras próximas generaciones.

Futuro:

Crear un espacio contenedor, atractivo y abierto para una juventud actualmente dispersa, desorientada y sin metas personales y comunitarias claras y sustentables donde puedan participar democráticamente, opinar, sentirse representados y crear nuevas propuestas superadoras a estos tiempos presentes.

Unidad:

La comunidad judía de Buenos Aires debe mantenerse unida porque la unidad es la síntesis del pensamiento democrático, que respete la existencia de diferentes posiciones, que no pretenda representar a un solo pensamiento y que se genera desde la participación, el diálogo y el debate.

Raíces:

Hoy mas que nunca, la comunidad judía de Buenos Aires debe aferrarse a su fe ancestral, a sus valores éticos, a sus irrenunciables vínculos con el Estado de Israel para poder realizarse plenamente como judíos pero a su vez necesita perseverar en ser plenos y orgullosos ciudadanos argentinos y asumir activamente todos los desafíos que nos demande nuestra sociedad argentina en la que somos parte y estamos indisolublemente inmersos.

Diversidad:

Vivir en la diversidad le exige a la comunidad judía adaptarse a la heterogeneidad tanto interna como en el seno de la sociedad en la que esta inmersa y por esto debe promover el pluralismo y no pretender recorrer el camino del pensamiento único y esto solo se genera desde la participación, el diálogo, el debate y el respeto al diferente.

Pluralismo:

Convivir con el pluralismo, con el pensamiento democrático que asegura la existencia de diferentes posiciones y pensamientos ideológicos, con la participación de los diversos grupos sociales en la vida democrática y con la coexistencia con los diferentes puntos de vista sobre este tiempo histórico y su realidad social.

Compromiso:

La Comunidad judía de Buenos Aires no pudo abstraerse de los dramáticos tiempos históricos que atraviesan a la República Argentina, a la sociedad argentina y a un mundo en perpetua crisis de valores, ideales y perspectivas; reflejándose en la vida interna de la comunidad ciertas polarizaciones no deseables pero imposibles de evitar.

 ¿Qué comunidad judía queremos?

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Encuentro con el Dr. Julio Schlosser

SchlosserjulioEntrevista exclusiva al Dr. Julio Schlosser

Actual Presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA)
Candidato a Presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA)


Identidades: Dr.Julio Schlosser, ¿Como se posiciona o perfila  Ud. para las próximas elecciones en DAIA teniendo en cuenta su reciente acuerdo realizado con Jorge Knoblovits?

Julio Schlosser: Para poder hablar de la nueva gestión, me veo obligado a retrotraerme un poco porque si queremos saber hacia adonde tenemos que conocer de donde venimos, que es de tres anos de gestión difíciles para la comunidad judía, nosotros venimos de tres años de intenso trabajo donde hemos tratado de mantener la imagen de la comunidad judía como un elemento fuerte pero respetuoso, cuando iniciamos nuestra tarea no imaginábamos nunca como iba a ser el trabajo y donde iba a desembocar.

Yo vengo de un año de invitado permanente y de tres de vicepresidente, tuve tiempo y oportunidad de prepararme porque  la DAIA no es una institución cultural o una socio deportiva donde uno puede cometer errores y darse el lujo de enmendarlos pues en DAIA la posibilidad de cometer errores implica involucrar a la comunidad judía en serios problemas y entonces el balance de la actuación tiene que ser como yo digo, enérgico pero a la vez muy dialoguista y comunicativo de nuestra forma de ser y creo que al cabo de estos tres años hemos reposicionado a la DAIA tanto dentro de la comunidad como fuera de ella.

Vos tuviste oportunidad de escuchar recién que no es casualidad que los miembros del cuerpo diplomático, como el embajador de Portugal, como el embajador de Francia  y como inclusive el subsecretario del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Claudio Avruj, se han referido a mi persona como el amigo Julio Schlosser y esto implica que la DAIA se ha insertado dentro de la sociedad argentina como uno de los factores, no de poder sino unos de los factores que colabora al progreso de nuestro país. Entonces a partir de ahí que es lo que vamos a construir, nosotros tenemos aceitada y construida una relación muy amplia con todos los elementos y estamentos que constituyen la sociedad argentina.

Si Dios mediante nosotros somos artífices de una política que colabore a la inclusión, que disminuya la discriminación, que no hable mas de tolerancia y si de aceptación, estaremos contribuyendo también al progreso de nuestro país y que nosotros consideramos que mas allá de sus problemas políticos y económicos que no son de la incumbencia de la DAIA, la Argentina es y debe ser un país digno de ser vivido, porque vivimos acá, porque solamente somos argentinos de religión judía como hay argentinos de otras religiones, porque tenemos nuestras familia, nuestros hijos y nuestros nietos y entonces siempre vamos a priorizar la defensa de los intereses no solo de la comunidad judía sino de la comunidad argentina toda. A partir de ahí continuar interactuando como lo hemos venimos haciendo con todo el cuerpo diplomático acreditado en nuestro país porque esto nos dará la fuerza y el impulso que nos mantendrá siempre activos.

Hoy la globalización no nos permite considerarnos a la comunidad judía en una isla, pues está inserta en la comunidad argentina y como tal se debe actuar en defensa de los valores que siempre ha mantenido nuestra comunidad y no por casualidad la DAIA cumple 80 años pues son muy pocas las instituciones centrales que presas de la vorágine política de un país, sobreviven y son representativas después de 80 años. Entonces, nosotros queremos construir sobre lo ya construido, no renegamos de todo lo hecho, porque los dirigentes comunitarios como yo y como el resto de la gente somos seres humanos que tenemos aciertos y equivocaciones pero lo que si tenemos es una profunda vocación de servicio y de dedicación a nuestra comunidad.

Identidades: En estas elecciones de DAIA caben dos posibilidades al poder resolverse con una lista única de consenso o las elecciones propiamente dichas habiendo dos o más listas y en mi opinión cualquiera de las dos vías no tendrían porque atentar contra la unidad comunitaria. ¿Cómo ve esas dos posibilidades?

Julio Schlosser: Primero coincido totalmente con vos en que no dramaticemos sobre la posibilidad de que haya un acto electoral, vos recién acabas de ver los elogios que recibí de Claudio Avruj y el fue el rival a vencer en las ultimas elecciones porque inmediatamente cuando se conoció el resultado de las elecciones Claudio  se acercó y me dijo: ¿en que podemos trabajar juntos? y esto es lo debe ser.

La volatilidad de los espacios políticos y este clima que hoy vive la comunidad judía por la aparición de grupos antisemitas, de grupos xenófobos, de grupos que le niegan a la DAIA la representatividad de la comunidad judía argentina, seria conveniente que fuéramos todos unidos para darles un profundo matiz a aquellos que quieren afirmar que la DAIA no representa a la comunidad toda, entonces seria un gesto de todos aquellos que quieren hacer de nuestra comunidad una comunidad fuerte y participativa pero a la vez, absolutamente representativa, que hiciéramos una lista de unidad,

Vos dijiste bien claro que hoy ya tenemos una coalición con Jorge Knoblovits que también quería participar del acto electoral con una lista propia y realmente tuvo un gesto que yo respeto y admiro, aceptando que en esta cadencia y siendo autorizado por el estatuto de la DAIA que siguiera siendo yo el presidente porque entendió que mi gestión había sido realmente importante, no solo la mía porque el era mi secretario general sino que habíamos formado un equipo que realmente funcionaba y que funcionamos hasta el día de hoy, siendo hoy 09 de octubre existe la posibilidad todavía de llegar en diez días mas hasta la presentación de las listas a un acuerdo con el otro grupo, que esta integrado por gente de mi mas absoluto respeto y consideración.

Continuar leyendo

Ariel Cohen Sabban: "...con el fin de lograr una comunidad judía unida"

ariel3Ariel Cohen Sabban es Tesorero de AMIA, Presidente de la Federación de Comunidades Judías (Vaad Hakehilot) y candidato a Presidente de DAIA.Cuatro preguntas a Ariel Cohen Sabban

1. Como posible presidente de DAIA ¿Cómo representaría a la comunidad judía en el año 2016?

Cohen Sabban: La comunidad judía necesita una representación que llegue a cada uno de los integrantes y de las instituciones. Desde nuestro equipo creemos que es clave poder fortalecer a la DAIA en todo el país y a cada uno de los dirigentes de las filiales, para que con su peso específico puedan, y podamos, trabajar en las necesidades y situaciones de cada lugar del país, y de nuestra comunidad a nivel nacional. Además, la representación tiene que venir acompañada de proyectos, como los que hemos planteado para profesionalizar cada una de las comisiones de la DAIA, y que desde todos los sectores ideológicos de la comunidad podamos trabajar con el fin de lograr una comunidad judía unida. Ya lo hemos planteado, pero vemos fundamental trabajar para el futuro de la comunidad judía, no sólo pensando en el presente, sino en una DAIA 2020, trabajando en la actualidad y formando a nuestros jóvenes para que sean los dirigentes del mañana.

2. Como posible presidente de DAIA ¿Cómo aportaría a la unidad de la comunidad judía argentina?

Cohen Sabban: Desde el primer día que formamos un equipo de trabajo pensando en la DAIA, nos propusimos que uno de los ejes fundamentales es lograr la unidad comunitaria. Uno de los puntos principales para ello es poner en funcionamiento real, desde el primer día que seamos gestión, una mesa de ex presidentes, vicepresidentes, secretarios y tesoreros desde el inicio de nuestra gestión, para crear un Consejo Consultivo de manera permanente que se reúna al menos dos veces por mes para aconsejar al Consejo Directivo de la DAIA, como así también a su presidente. Del mismo modo, creemos que es importante elegir a las mejores personas sin importar del lugar donde provengan.

3. ¿Habrá elecciones o una comisión de consenso en noviembre del 2015 para DAIA?

Cohen Sabban: Nosotros seguimos trabajando en busca del consenso, con el objetivo que las personas que estén más capacitadas ocupen los lugares donde más puedan aportarle a la comunidad. Es fundamental pensar a futuro, no podemos quedarnos pensando en individualismos, sino que tenemos que pensar en una comunidad unida, una comunidad que junta, con todas las diferentes visiones, trabaje con el fin de tener una DAIA fuerte, independiente políticamente y con solvencia económica.

4. En caso de elecciones ¿Aceptaría debatir formalmente con reglas claras, consensuadas, preestablecidas y con temáticas definidas con los demás candidatos a la presidencia de DAIA?

Cohen Sabban: Nosotros en su momento ya nos expresamos al respecto y confirmamos que el espacio que encabezo apoya y confirma su participación en un futuro debate entre los candidatos a presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas. Creemos que hoy en día es fundamental con las instituciones y la comunidad en general puedan escuchar de los candidatos sus propuestas, proyectos, ideas, los fundamentos de cómo los llevarán a cabo y, por supuesto, la proyección de la institución para los próximos años.

Ariel Cohen Sabban es Tesorero de AMIA, Presidente de la Federación de Comunidades Judías (Vaad Hakehilot) y candidato a Presidente de DAIA.


Entrevista exclusiva realizada por Guido Maisuls a Ariel Cohen Sabban
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Continuamos dialogando con Ariel Cohen Sabban (Segunda parte)

cohensabban1Ariel Cohen Sabban es Tesorero de AMIA, Presidente de la Federación de Comunidades Judías (Vaad Hakehilot) y candidato a Presidente de DAIA.

1.     ¿Cuáles son sus sueños comunitarios y como piensa llevarlos a la realidad?

Muchas veces, más allá de las palabras, hablan las acciones. Yo he escuchado a muchos dirigentes que tienen muy buenas ideas, pero yo quiero saber cómo se llegan a concretar esas ideas. Soy una persona pragmática que tengo sueños, pero también vivo las realidades. Quiero ver cómo se llegan a esas realidades. Tengo algunas ideas que van a posibilitar ese trabajo, y no lo va a hacer una única persona, sino un equipo.

2.   ¿Cómo afronta la AMIA estos complejos momentos actuales?

En el papel que jugó la AMIA, que se manejó siempre con mucha cautela y jugó un rol protagónico, donde a veces trabajar políticamente es saber medirse, actuar en silencio cuando la situación lo requiere, y no es cuestión de confrontar permanentemente. Tenemos que estar pensando en un país, que por diversas razones, la sociedad entera está permanentemente confrontando. Nosotros tenemos que salir de ese eje y tenemos que avocarnos en buscar consensos e ideas, un trabajo mancomunado con todos los sectores de la sociedad y lograr una unidad en la comunidad judía, es nuestro objetivo fundamental.

3.   ¿Cómo se debe afrontar el futuro de la Comunidad Judía Argentina?

Estamos en años muy difíciles que vamos a transitar, son años en donde la comunidad judía debe mantenerse unida, todos debemos hacer un esfuerzo pese a nuestras diferencias, sentarnos en una misma mesa escucharnos y trabajar mancomunadamente con las instituciones centrales. En la AMIA hemos estado de acuerdo en la mayoría de las decisiones, pero en las que no estábamos no salíamos a diferenciarnos públicamente, simplemente hemos tomado el rol del silencio. A veces el silencio habla y dice cosas.

4.   ¿Cómo piensa encarar su posible gestión en la DAIA que viene?

La DAIA debe tener su propia agenda política y no únicamente la que le impone la sociedad, de la misma forma sucedió en otras gestiones de la AMIA. Soy de aquellos que entiende que si bien es importante acceder a ciertos cargos, no es sólo para poder tener la representación, sino para poder gestionar. Es inevitable y esencial empezar a trabajar en el consenso de proyectos, y bajo ese paraguas de ideas, va a venir el desarrollo de un programa, de una gestión y el armado de un equipo que deba representar a la comunidad judía.

5.    ¿Qué proyección piensa darle a la DAIA en el interior del país?

Así como lo dice sus letras, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas es una institución federal. Como yo provengo de una institución del Interior, entiendo lo que esto significa, y comprendo el significado de fortalecer a las filiales del Interior del país. Cuando uno trabaja en forma federal está fortaleciendo a la DAIA en general. Yo no miro con miserias políticas el rol que tiene que tener cada una de las filiales. En el año 2005, cuando el Consejo Federal estaba muy distanciado de la institución central de la DAIA, con mucha humildad lo digo, fui uno de los articuladores de todo ese trabajo que merecía la comunidad judía, y no te hablo de la DAIA, sino de que las filiales del Interior tengan el respeto y el lugar que corresponden y se la valoren como debe ser, otorgándoles el lugar que muy merecido se han ganado.

6.   ¿Y como piensa hacerlo?

Hemos trabajado en otras filiales donde hasta ese momento había una desvinculación muy importante con la DAIA. Cuanto más vamos a fortalecer a sus presidentes, la DAIA va a estar más fuerte porque estos van a tener un rol protagónico del que pueden llegar a tener hoy. El trabajo que vamos a desarrollar va a ser de equipo a nivel nacional, el rol que va a tener que tener la dirigencia comunitaria, no va a ser sólo en Buenos Aires. Así como realizamos reuniones en Capital Federal tenemos que ya ir pensando en hacer encuentros periódicos con las filiales del Interior del país en las diferentes provincias. En la gestión de la que yo participé en la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas se han solucionado problemas económicos que tenían las filiales para venir a Buenos Aires y accedimos a tener el 95 por ciento de los representantes del Consejo Federal en cada una de las reuniones.

7.    ¿Y la futura relación de la DAIA con la sociedad argentina?

El camino es trabajar con la sociedad argentina mancomunadamente en problemáticas comunes y que eso pueda sustentar y fondear las necesidades que la comunidad judía tenga. Eso es lo que estamos pensado este grupo de instituciones que realmente entendemos que debemos fortalecer a la DAIA, tanto política como económicamente.

Identidades.com.ar
Periodismo de opinión e investigación

Conversando con Ariel Cohen Sabban

cohensabbanAriel Cohen Sabban es Tesorero de AMIA, Presidente de la Federación de Comunidades Judías (Vaad Hakehilot) y candidato a Presidente de DAIA.

1.     ¿Cuales son sus actuales convicciones para el accionar en la comunidad judía?

La comunidad judía necesita en este momento de un recambio generacional, la comunidad necesita de una cantidad de dirigentes que tomen responsabilidades concretas en sus cargos, respetando el trabajo de nuestros mayores  que han venido  haciéndolo. Podemos recordar que cuando los judíos emigraron a la Argentina lo hicieron absolutamente sin nada y ellos fueron los que fundaron instituciones, fueron los que fundaron organizaciones judías, fueron los que construyeron edificios, fueron los que armaron esta comunidad tan importante de la que hoy podemos gozar y tal vez vemos en un famoso dicho de que un padre puede mantener a diez hijos y diez hijos no pueden mantener a un padre y yo soy de los que piensan que tenemos que empezar a cambiar ese paradigma pues los jóvenes tenemos que tomar responsabilidades, los jóvenes tenemos que aprender de nuestros mayores, tenemos que ser acompañados por ellos, tenemos que poder discernir entre las cosas muy buenas que han realizado y las cosas que nosotros como generación nueva tenemos que afrontar porque son mundos diferentes los que hoy atravesamos.

2.   ¿Cómo se lidera la comunidad judía en el año 2015?

Hoy la sociedad mundial no es la misma que era hace cincuenta años, hay herramientas diferentes para combatir el antisemitismo, la discriminación, trabajar por la diversidad, hoy es un mundo mucho mas abierto, no hay fronteras, no hay limites. Hoy existen herramientas tecnológicas que nos permiten estar on line las 24 horas y  por eso la  idea de empezar a plasmar modelos de acción diferentes, modelos de comunidad que tiendan a aggiornarse no solamente a las necesidades sino a las herramientas que esta época nos esta brindando. Herramientas tecnológicas que nos facilitan y nos permiten bregar por nuestras ideas, eso es lo que debemos hacer y lo estamos haciendo.

Continuar leyendo

Entrevista exclusiva a Elias Sporn

spornElias Sporn, ex presidente de Plural Jai.


1.     ¿Cuál es su visión de la Argentina después de las elecciones del 2015?

Las elecciones siempre generan incertidumbre y nuevas posibilidades.

Estimo que con cualquiera de los candidatos vamos a encontrarnos mejor que en la actualidad. Lamentablemente la forma de generar poder en estos últimos años se basó en el enfrentamiento. En algún momento fue la Iglesia, la justicia, el campo, la industria o el multimedio Clarín y por qué no la Comunidad judía.

Independientemente de quien asuma, tendrá que resolver serios problemas. La inseguridad, temas económicos como el tipo de cambio, reservas en el Banco Central, deudas con los Fondos Buitres, etc. La reinserción de la Argentina en el Mundo.

En lo relativo a la Comunidad mi visión post elecciones igualmente es optimista, atento a las elecciones en la DAIA y AMIA, que estimo generarán la posibilidad de bajar los enfrentamientos y recomponer el dialogo.

2.   ¿Cree que es posible construir la Paz en el Medio Oriente? ¿Nunca?, ¿Como?, ¿Cuando?

Va a ser posible. Como decía Golda Meir “La paz llegará cuando los árabes amen a sus hijos más de los que nos odian a nosotros”

Obviamente también es necesaria, previamente, la pacificación de los mismos países árabes ya que sus luchas intestinas imposibilitan la aparición de interlocutores válidos. Tal vez nuevas generaciones de jóvenes israelíes y palestinos que hoy se están preparando para una futura dirigencia lo hagan realidad.

3.   ¿Cómo cree que afronta AMIA, los desafíos del presente?

No percibo a una AMIA afrontando ningún desafío. Como se dice hoy la veo “Haciendo la Plancha”

Creo que la conducción de la Mutual requiere de un cambio de rumbo y una recuperación de  la imagen que supo conseguir.

Esta pregunta me genera, por lo menos, un decálogo de por qué es necesario el cambio:

Porque al BUR no le importa la AMIA. Al último RAT de sus 38 miembros asistieron menos de 20 y no dieron quórum; sólo le interesa el Cementerio, el Rabinato y la Caja.
Porque la misma ortodoxia ha dicho “Vamos por Todo” (AMIA, DAIA, OSA) y la CULTURA hoy se traduce como KOLTORA
Porque los destinos de la AMIA no se deciden más desde Pasteur 633. Se definen desde la Yeshiva Jafetz Jaim.
Porque quien se ha convertido por el Movimiento Conservador al Judaísmo ni siquiera puede ser socio de AMIA.
Porque la AMIA ha perdido el prestigio que supo conseguir como mutual y ahora sólo se la recuerda por el atentado.
Porque todos los intentos de inclusión en Comisión Directiva fueron fallidos. Así lo demuestra la historia de AMIA es de Todos y, recientemente, de Avodá.
Porque el presupuesto de educación es el más bajo de los últimos años (proporcionalmente hablando y tomando como base el año 2008) Educación más subsidios en educación sobre Gastos Totales: 2008 = 16,11% 2014 = 11,32%)
Porque los ingresos por sepelios representan casi el 72% de los ingresos generales al 2014 mientras que la misma relación al 2008 era del 59,4%.
Porque desde la no ortodoxia no se ha podido generar una unión verdadera, resignando apetencias personales en pos de la Comunidad toda.
Porque nos debemos una Comunidad que merezca ser vivida con la medida en que cada uno la sienta.

4.   ¿Cómo se imagina la AMIA del futuro?

Me imagino la Institución Central de la Vida Judía en la Argentina como un marco para todos los judíos y ello depende de la dirigencia.

No la puedo imaginar sin el respeto del que opina de forma diferente. El nivel de descreimiento que existe actualmente en la Comunidad es muy importante y nos corresponde dejar los personalismos en pos de una organización transparente.

La AMIA, creo personalmente, tiene el desafío de reformular los recursos humanos y económicos de la comunidad, haciendo más eficientes su propio funcionamiento como asimismo el de las demás instituciones de la comunidad.

5.    ¿Cómo cree que afronta DAIA, los desafíos del presente?

A esta cadencia le tocó en suerte una de las mas complejas tareas desde el atentado de 1994. Han tenido la responsabilidad de presentarse ante las Cámaras de Diputados y Senadores por el “Acuerdo firmado con la Republica Islámica de Irán”, la muerte del fiscal Alberto Nisman y hasta ser imputados como traidores a la Patria.

6.   ¿Cómo se imagina la DAIA del futuro?

Dependerá de cómo se integre la nueva Comisión Directiva.

Hoy ya tenemos cuatro candidatos y ninguno de ellos en forma independiente tiene la aceptación mayoritaria de las Instituciones que votan.

Me resulta difícil imaginarla sin la posibilidad de integración de todos los postulantes.

7.    ¿Cómo se construye la Unidad Comunitaria?

Se construye dejando de declamarla y trabajando para conseguirla.

Comenzamos un nuevo año y espero que seamos capaces de cambiar, en esta nueva oportunidad, siendo más sabios y justos que el año anterior. Que nuestros dirigentes entiendan que la unidad comunitaria no pasa por pensar de la misma manera sino de aceptar el debate en el disenso ya que pueden y deben estar a la altura de lo que la gente necesita.


Entrevista exclusiva realizada por el Dr. Guido Maisuls al Presidente de Plural Jai, Elias Sporn.
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Dialogando con Ariel Cohen Sabban

daiainclusivaDialogando con Ariel Cohen Sabban
(Tercera parte)

Ariel Cohen Sabban es Tesorero de AMIA, Presidente de la Federación de Comunidades Judías (Vaad Hakehilot) y candidato a Presidente de DAIA.


1.     ¿Cómo evalúa la actual gestión de AMIA?

Estamos dedicados y trabajando muy fuertemente en la gestión de la AMIA. Desde el comienzo marcamos que iba a ser una gestión que represente a toda la comunidad judía, y en tal sentido íbamos a trabajar, como lo que entendemos que debería ser la AMIA, una institución que respete la identidad de cada uno de sus asociados y que trabaje para fortalecer a la comunidad judía, en general, y no sólo a un sector en particular. Eso lo estamos demostrando en estos dos años de gestión, donde la AMIA interactúa con diferentes instituciones y personas, sin importar su ideología o lineamiento religioso o político.


2.   ¿Cómo cree que afronta AMIA la realidad actual de la Comunidad Judía Argentina?

Desde el comienzo manifestamos que iba a ser una gestión que represente a toda la comunidad judía y en tal sentido íbamos a trabajar, entendemos que debe ser la AMIA una institución que respete la identidad de cada uno de sus asociados y que trabaje para toda la comunidad judía en general y no sólo para un sector en particular. Eso lo estamos demostrando en estos dos años de gestión donde la AMIA interactúa con diferentes instituciones y personas, sin importar su ideología o lineamiento religioso o político.


3.   ¿Que importancia tiene el aspecto financiero en las Instituciones comunitarias?

Está claro que para ser política debemos gestionar económicamente. En la vida de una institución, la política y la economía son dos caras de una misma moneda. Muchas veces escuchamos hablar de cuestiones políticas, pero muy pocas veces hablamos de cuál va a ser el programa económico que va a poder sobrellevar la gestión política. Estamos viendo que en los últimos siete u ocho años en las instituciones vemos un déficit en la gestión económica en general. En todas las instituciones que yo transité siempre mi mirada fue dual, política y económica. Traer soluciones económicas a la comunidad es facilitar a que las instituciones transiten un camino mucho más lineal y menos vertiginoso. No podemos hacer política si no sabemos si se le puede pagar el sueldo a nuestro personal. No puede ser, como en otras gestiones, que los profesionales financien la gestión. Entiendo que es responsabilidad de cada dirigente comunitario llegar a esas instancias, no digo con una solución, pero sí con un proyecto, y nosotros lo tenemos.


4.   ¿Cuál fue su experiencia como ex tesorero en DAIA?

En el año 2005 cuando tuve la oportunidad de gestionar en la DAIA, en el rol de tesorero, fui elegido dos veces en ese cargo casi por unanimidad, y en ese momento la representación política de la comunidad judía estaba en una situación muy delicada: había un descreimiento, tanto político como económico, y con el trabajo y la vinculación política de las empresas nacionales, multinacionales y organismos no gubernamentales hemos logrado generar respuesta a favor de la comunidad y realizar acciones culturales y recreativas que permitieron el sostenimiento de lo que fueron años tranquilos y muy prósperos a nivel económico por los que transitó la DAIA del 2005 hasta el 2009, que me retire.


5.    ¿Y su gestión en su rol como presidente de la Federación de Comunidades Judías de la República Argentina (Vaad Hakehilot)  ?

En cada lugar que transité he mostrado gestión, acción y política. Actualmente lo estoy haciendo en AMIA, como así también en mi rol de presidente de la Federación de Comunidades Judías de la República Argentina (Vaad Hakehilot). Es importante remarcar que hasta hace muy poco tiempo la Federación era una institución que no trascendía en el marco comunitario y en menos de dos años podemos observar el cambio sustancial que en este corto tiempo hemos realizado a nivel federal cuando hablamos con dirigentes comunitarios del Interior. En el Vaad Hakehilot mostramos un camino de cómo se puede recaudar fondos en la sociedad en general, y ese es el camino en el que yo voy a trabajar, el camino que me dio resultados en cada una de las instituciones que estuve.

6.   ¿Y el aspecto financiero en la futura DAIA?

Nosotros, desde nuestro rol de dirigentes comunitarios, debemos darle la tranquilidad a la comunidad judía que la DAIA va a estar a la altura de las circunstancias. Bajo esa óptica entiendo que vamos a fortalecer políticamente y vamos a poder llegar económicamente de una manera muy tranquila para estar a la altura de las circunstancias, y no como lamentablemente vemos, que muchas veces los deseos son muchos, pero las posibilidades son pocas.

7.    ¿Y porque no se ha logrado gestionar económicamente en forma adecuada en las actuales gestiones?

Es mucho más fácil, tranquilo y menos cansador mantenerse como dirigentes gestionando únicamente en forma política. Aquellos que van a gestionar política y económicamente van a tener un doble trabajo, porque no es que a la comunidad judía se le acercan y hay filas de empresas y organizaciones que quieren colaborar, y más en la situación económica que vivimos en nuestro país. Por eso hay que tener una cintura muy especial para poder trabajar en acciones comunitarias que representen las temáticas y necesidades de apoyo en general y existen. Nosotros lo hemos logrado con ejemplos concretos; en la AMIA hemos desarrollado un proyecto educativo-audiovisual llamado “18J”, que se realiza a través del Centro Marc Turkov, logrando que alumnos de la red escolar pública puedan estudiar y conocer cuál fue la peor tragedia que vivió Argentina, y a su vez, nos permite a través de aportes que estamos recibiendo poder gestionar y seguir haciendo otros proyectos.


www.identidades.com.ar

Entrevista al Dr. Jorge Knoblovits

JorgeKnoblovitsEl Dr. Jorge Knoblovits es Secretario General de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas DAIA y candidato a Presidente de DAIA.

1.     ¿Cuál es su visión de la Argentina después de las elecciones del 2015?

Los procesos eleccionarios son la expresión mas grata de la libertad. Poder elegir, decidir, ser protagonista. Es la manera más directa que tiene nuestro sistema de militar en la democracia. Afianzar estos procesos en nuestra república es determinante. Hemos padecido y participado de dictaduras particularmente sanguinarias. Y digo participado ya que los procesos dictatoriales han tenido complicidad de la sociedad civil, por comisión, pero también por omisión.

Mi visión post elecciones 2015 es que cualquiera de los candidatos tiene la vocación de persistir en el proceso democrático y que apelo a que cualquier de ellos tenga la sensibilidad para abrir los espacios de bienestar.

2.   ¿Cómo considera el accionar del Papa Francisco como una esperanza para un mundo libre de terrorismo fundamentalista?

El Papa Francisco ha otorgado una impronta distinta al mundo. El aporte que hace con su sinceridad, transparencia y conducta de humildad es un excelente ejemplo a seguir. Cuando se participa de espacios de poder la soberbia es una consecuencia casi directa de esa participación y en ese punto es donde todos tendríamos que alimentarnos de su estilo.  Su predica en contra del terrorismo es central y forma parte de su conducta ejemplar.

3.   ¿Cree que es posible construir la Paz en el Medio Oriente? ¿Nunca?, ¿Como?, ¿Cuando?

Va a ser posible. Y va a ser posible cuando las actuales generaciones dejen el paso a las generaciones mas jóvenes, a aquellas generaciones que han nacido vinculadas, relacionadas, aquellos jóvenes israelíes y palestinos que saben que se necesitan y que en paz se vive y en conflicto se muere.

4.   ¿Considera capaz al judaísmo del futuro, seguir contribuyendo positivamente a esta compleja y sufriente humanidad?

Somos el pueblo del libro, de la diversidad,  también de la fortaleza, de la resistencia. Somos el judaísmo del presente y porque así somos hoy, seremos fuertes también mañana.  Claro que seguiremos contribuyendo a enriquecer el futuro del mundo, como lo hicimos desde hace más de 5000 años.

5.    ¿Existe espacio suficiente para los intelectuales, escritores y periodistas dentro de los marcos de la Comunidad Judía Argentina?

Existe y son reconocidos. Dentro de los marcos de nuestra comunidad y fuera de ella. Son reconocidos, leídos, escuchados y convocados a los foros de debate de cualquier disciplina. Claro que debemos seguir ampliando estos espacios y en este encuentro debemos trabajar los directivos con los intelectuales.

6.   ¿Cómo cree que afronta DAIA, los desafíos del presente?

Como candidato a Presidente tengo el desafío de presentar un plan de reformulación del mapa estratégico comunitario. En una comunidad diversa debemos en primer lugar intentar que TODOS los sectores se incluyan en nuestra DAIA. Y con esas representaciones consolidadas reformular las instituciones comunitarias para optimizar los recursos económicos, humanos y políticos.

7.    ¿Cómo se imagina la DAIA del futuro?

Promisorio, inclusivo. Y titánico. La misión de la DAIA es inmensa y lejos de estancarse en la misma, se siguen incorporando misiones. La Causa Amia, el MOU, el Juicio de Encubrimiento, nuestra batalla contra la discriminación, todo ello es la tarea diaria y de gestión. Como representantes políticos de la comunidad judía argentina no solo imagino, sino que aseguro una DAIA siempre fuerte.

 
Entrevista realizada por el Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

El proyecto Rikmá

vaadhakehilotAMIA puso en marcha un importante programa de apoyo para las comunidades del interior del país

AMIA, a través de la Federación de Comunidades Judías de la República Argentina (Vaad Hakehilot), puso en marcha recientemente un ambicioso proyecto que apunta a impulsar y fortalecer temáticas y contenidos judíos, y promover la transmisión y la continuidad de la vida judía organizada en las diferentes localidades del interior del país.

“Por la relevancia, alcance y envergadura del proyecto, comenzamos a plasmar esta iniciativa con mucho trabajo, con mucha alegría y  con mucho diálogo e interacción con las comunidades que ya son parte de este programa”, destacó Ariel Cohen Sabban, presidente de la Federación de Comunidades Judías de la Argentina.

El proyecto, que lleva el nombre de Rikmá, cuenta con el apoyo de la fundación Keren Pincus for Jewish Education, y tiene como fin el desarrollo de diferentes propuestas educativas y vivenciales que se realizarán teniendo en cuenta las necesidades particulares de las propias comunidades. “Respetando la identidad de cada kehilot, el proyecto da la posibilidad de que cada comunidad aborde y trabaje sobre sus propias necesidades y desafíos”, remarcó Cohen Sabban.

Continuar leyendo

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.