Carta a mi amigo palestino

palestinosPor Guido Maisuls

Querido Amigo Walid,

Desearía (sabiendo que seré correspondido), estrechar tu mano, invitarte a mi casa y compartir mi pan y mi hogar contigo pero lamentablemente se interponen entre nosotros grandes obstáculos empeñados en evitarlo, altos montes espinosos y acerados alambres de púas que nos impiden mirarnos de frente y que por ahora nos separan.

Reconozco sinceramente que tu pueblo Palestino (que no es el culpable por las políticas destructivas de sus gobernantes y de los países vecinos) es una concreción real y evidente pues ya es una entidad ampliamente reconocida como tal por los países árabes, buena parte del mundo y por el mismo Israel aunque fuera inventado en su origen como tal para fines eminentemente políticos y lo más grave con el enorme deseo de destruir a Israel.

Quiero contarte que hace más de veinte siglos y en la Tierra de Israel (o en tu Palestina histórica) nuestro pueblo aborigen habitaba pacíficamente en los territorios de la Galilea, en las alturas del Golán, en el oasis de Beer Sheva, en lo que es hoy la Franja de Gaza, en la Samaria y fundamentalmente en la Judea y sus antiguas ciudades de Jerusalem, Shjem, Jericho, Hebron, y Bethlejem.

Nuestro pueblo ya era aborigen en estas tierras, eran los judíos y precisamente el término Judío en castellano o Yehudi (יהודי) en hebreo, se refiere actualmente a nosotros, a los descendientes de aquellos aborígenes que poblaban desde hace 3.500 años esta legendaria región.

A través de nuestra historia, demasiadas veces perdimos esa preciada sensación de Paz, por largos y sombríos periodos, nuestro pueblo no gozó de la Paz, fuimos desterrados y llevados cautivos a Babilonia, fuimos esclavizados y expulsados nuevamente de nuestra tierra de Israel por los romanos y vagamos durante dos milenios por el ancho mundo con la persistente pérdida de la Paz debido a las tragedias de las persecuciones, de las humillaciones, de las discriminaciones y de los genocidios.

Lo que tu llamas Palestina y yo denomino la Tierra de Israel está hoy y desde hace mucho tiempo sumida en una situación grave, crítica y conflictiva pues es reclamada para sí por tu Palestina sin antecedentes históricos comprobables y sostenida artificialmente por el mundo árabe y la comunidad internacional, esa entidad es la que tú reconoces como Palestina.

Es necesario que sepas que tu pueblo palestino no existía desde hace sesenta años atrás, fue creado artificialmente en épocas posteriores por las naciones árabes más radicalizadas como punta de lanza para expulsarnos a los israelíes de estas tierras, como si fuéramos un cuerpo extraño que debe ser extirpado.

Sus habitantes de origen fueron producto en su gran mayoría de las últimas inmigraciones desde Siria, Líbano, Jordania, Irak y Egipto. Llegaron atraídos a esta tierra vacía y abandonada por siglos debido a las nuevas fuentes de trabajo y sustento creadas por los primeros pioneros sionistas que dieron vida al gran sueño de Theodor Herzl.

El Movimiento Nacional de Liberación de Palestina Al-Fatah que fue fundado en 1959 recién se instaló en la Franja de Gaza a comienzos de 1960. Cinco años más tarde comenzaron su lucha armada contra Israel. En sus bases fundacionales afirmaban y continúan haciéndolo que su Palestina era y es el territorio comprendido entre el mar Mediterráneo y el río Jordán (de oeste a este) y entre el río Litani en el Líbano y el desierto del Neguev de norte a sur.

Hasta la creación del Estado de Israel y la formación de los territorios administrados por la Autoridad Nacional Palestina, la región estuvo desolada por muchos siglos y fue casi siempre parte de algún reino o imperio foráneo y solo excepcionalmente constituyó por sí misma una unidad política independiente.

Muchos y difíciles obstáculos nos separan aunque las necesidades de vivir en Paz en días cercanos se impondrán definitivamente entre nosotros.

¿Acaso no es un obstáculo para la Paz lo que nos dicen las encuestas que la mayoría de tus hermanos (alrededor del 70 %), sin distinción de banderías, no quieren vivir al lado de un estado judío, democrático y occidental?

¿Te parece confiable para la paz que tu actual presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Abu Mazen quien promovió el “martirio palestino” indemnizando a las familias de los suicidas, que aprobó su Doctorado Universitario con una tesis sobre la negación del holocausto, coincidiendo con el presidente de Irán?

¿Debe Israel aceptar las conversaciones de paz con un negacionista del holocausto y un negador de la existencia de Israel como estado judío?

¿Es realmente Abú Mazen un autentico representante y legítimo interprete político de los Palestinos?

Tú debes comprender que las falsedades y los mitos del sufrimiento de los pobres y desheredados palestinos y del pretendido genocidio palestino que son hoy presentados ante el mundo como una verdad absoluta y definitiva nos alejan irremediablemente de un acuerdo posible y productivo para ambos pueblos.

¿Tú crees que tu pueblo existió en siglos pasados? ¿O que lo crearon políticamente luego de la independencia del estado de Israel como una necesidad para deslegitimarlo? ¿Son realmente los palestinos más originarios de estas tierras que los judíos? ¿Los judíos nunca tuvimos nada que ver con estas tierras? ¿El regreso de los judíos a su patria ancestral es imperialismo? ¿Es el Sionismo sinónimo de imperialismo y racismo? ¿Tú crees realmente en esto?

Podemos tener más o menos idea de cómo vives en Ramalla, en Nablus, en Hebron, en Yenin o en Gaza pero tus dirigentes son los únicos responsables de tu calidad de vida, ellos no tuvieron la mas mínima y lógica voluntad de trabajar para mejorarla, solo les interesaron las grandes y copiosas donaciones internacionales para engrosar sus cuentas bancarias en Suiza y comprar los explosivos y las armas más letales posible que serán utilizadas luego sobre los inocentes ciudadanos israelíes.

Ellos se empeñaron en crear mas y mas terror, en fabricar bombas humanas suicidas y misiles del más largo alcance posible para destruir la innegable y evidente realidad de ese Israel indeseado y negado, siempre trabajaron incansablemente para ser las eternas victimas y crear con algo de éxito esa espantosa imagen del israelí cruel y sanguinario, haciendo palidecer de envidia a muchos de los declarados anti sionistas y antisemitas del mundo.

Israel, ingenuamente, se retiró de Gaza, dejando abierta un gran oportunidad y creando un gran desafío para que sus habitantes palestinos logren salir de esa realidad, hoy ya no hay ocupación israelí, no hay asentamientos israelíes, no hay un solo judío en toda la Franja. ¿Y qué hacen Hamas y sus terroristas asociados? Lanzar misiles que matan y mutilan a inocentes civiles.

Pudo más la opción del terror, pudo mas someter a Sderot, Ashkelon y todo el Neguev occidental a un fusilamiento letal y despiadado de sus pobladores, mujeres, niños y ancianos e increíblemente ante esta terrible realidad, dicen que Israel alimenta el odio.

Yo creo que a la paz solo se podrá arribar algún día, únicamente negociando con tus legítimos representantes y me atrevo a agregar que para que ello ocurra, tus dirigentes deberán sentarse con nosotros en una auténtica mesa de negociaciones y no en un show mediático, con la cara libre al sol, sin mascaras de “buenos y moderados”.

Y portando una verdadera representatividad de quienes dicen representar, convencidos de que ellos también tienen que otorgar y hacer reales concesiones dolorosas, que de la otra parte hay muchos aspectos que son irremediablemente irrenunciables y fundamentalmente dejar definitivamente de lado ese viejo y desgastado rol de ser las eternas y desgraciadas victimas del malvado ogro sionista.

Seamos realistas, hoy por hoy, tus actuales representantes se están encargando de que esos tiempos estén aun demasiado lejanos y que la Paz permanezca miserablemente abandonada en el polvoriento desván de los Mitos.

Esperando que hayas comprendido y puedas compartir mis ansias de Paz y Convivencia que tanto bien haría a nuestros pueblos y que todas las murallas e impedimentos se derrumben definitivamente y caigan en el definitivo olvido de la historia de odios e incomprensiones, me despido de ti con un fraternal abrazo.

Tu Amigo Guido

Dr. Guido Maisuls

“En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario” George Orwell.

Referencias.
Palestina en 1913.
“El área era despoblada y permanecía económicamente muerta hasta la llegada de los primeros pioneros Sionistas en los 1880s, que vinieron a reconstruir la Tierra Judía. El país ha seguido siendo “la Tierra Santa” en la conciencia religiosa e histórica de la humanidad, que la relaciona con la Biblia y la historia del pueblo judío. El desarrollo del país producido por los judíos ha atraído también gran número de otros inmigrantes – judíos y árabes. La ruta que va desde Gaza hacia el norte era sólo un camino usado en el verano apropiado para camellos y carros… Las casas eran todas de barro. No se veían ventanas… Los arados que se usaban eran de madera… Las cosechas eran muy pobres… Las condiciones sanitarias en la aldea [Yabna] eran horribles… Las escuelas no existían… La tasa de mortalidad infantil era altísima… La parte occidental, hacia el mar, era prácticamente un desierto… Las aldeas en ésta área eran pocas y escasamente pobladas. Muchas ruinas de poblados dispersas en el área, porque debido a la difusión de la malaria, muchas aldeas fueron abandonadas por sus habitantes”.

– Informe de la British Royal Commission, 1913 –

Palestina en 1867.

“No hay ni una aldea solitaria a través de toda la extensión (valle de Jezreel, Galilea); no por treinta millas en cualquier dirección… Uno puede recorrer diez millas en la región sin ver un alma viva. Para experimentar el tipo de soledad que causa tristeza, ven a Galilea… Nazareth es abandono… Jericó yace en desolada ruina… Bethlehem y Bethania, en su pobreza y humillación… desposeídas de toda criatura viviente… Una región desolada cuyo suelo es rico, pero completamente despojado de todo… una expansión silenciosa, lúgubre… una desolación… Nunca vimos un ser humano en todo el recorrido… Difícilmente se ve un árbol o un arbusto en algún lado. Incluso el olivo y el cactus, aquellos amigos del suelo árido e indigno, han desertado… Palestina yace en silicio y cenizas… desolada y desamorada…”.

– Mark Twain, “The Innocents Abroad”, 1867 –

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.