¡Yo soy jerusalem! ¡I'm jerusalem!

brandenburgoCuatro soldados del Ejército de Defensa de Israel, tres chicas y un muchacho, murieron y alrededor de 15 resultaron heridos, de ellos siete en estado grave, luego de que un palestino los atropellara con un camión en Jerusalém, en Armón Hanatziv y el conductor fue "abatido".

¿Dónde está tu hermano Abel?
Caín terminaba de asesinar a su hermano Abel y oyó la voz de Di-s que le decía: "Aie Jebel ajija: ¿Dónde está tu hermano Abel?". Y Caín, con la conciencia y la angustia de su crimen, responde: "Lo iadati, hashomer aji anoji- no lo sé, ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?" Caín sabía dónde estaba Abel. También Dios lo sabía.

Mientras muchos y variados intelectuales de Argentina y del Mundo opinan que la presencia judía en Judea y Samaria es la responsable del terror palestino, opinión lamentablemente equivocada a pesar de declamarse permanentemente desde un supuesto humanismo.

El pensamiento de Hamas: "Nosotros bendecimos este heroico y valiente ataque con camión que demuestra que cualquier intento de poner fin a la resistencia está condenado al fracaso". De las Brigadas Al Qassam, brazo armado de Hamás en Twitter.

Esa delgada línea roja
Esta terrible crueldad, ¿de dónde sale? ¿Cómo ha arraigado en el mundo? ¿De qué semilla, de que raíz ha brotado? Y ¿de quién es obra? ¿Quién nos mata? Nos arrebata la vida y la luz, se burla de nosotros mostrando lo que podríamos haber conocido. ¿Acaso nuestra destrucción beneficia a la Tierra? ¿Ayuda a que crezca la hierba o luzca el Sol? ¿También en ti hay esta oscuridad? ¿Has vivido esta negra noche?
¿Quién decide quién va a vivir? ¿Quién decide quién va a morir?
De la película "La delgada línea roja"

La Puerta de Brandenburgo (Brandenburger Tor) es uno de los antiguos simbolismos más importantes de la ciudad de Berlín.
En épocas del nazismo se vistió con emblemas nazis enmarcado en multitudinarias concentraciones de las SS.
Hoy se viste de celeste y blanco con la estrella de David como homenaje al cruel atentado terrorista en Jerusalem.

Israel tiene una cualidad extraordinaria que desgraciadamente hoy no la poseen la mayoría de los países de la región y es precisamente la elección de vivir en un sistema de absoluta democracia. Una creación humana e imperfecta que permite a sus ciudadanos poder desarrollar sus talentos en una forma completamente libre, permitiendo y potenciando la auto reflexión, la autocrítica, la capacidad de disenso y el pluralismo de ideas y sentimientos.

La guerra es la peor de las tragedias que nos pueden ocurrir a los seres humanos, es la forma más errónea que disponemos para demostrar nuestra imperfección, es nuestra reiterada incapacidad de resolver nuestras diferencias por otros medios mucho más racionales y lógicos, mucho más humanos.

¡Yo soy jerusalem!
¡I'm jerusalem!

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.