Los planes de Irán para controlar un Estado palestino

iranpalestinaPor Khaled Abu Toameh

Traducción del texto original: Iran's Plans to Control a Palestinian State
Traducido por El Medio

El acuerdo nuclear con Irán, del que se cumple ahora el primer aniversario, no parece haber tenido un efecto balsámico sobre Oriente Medio. De hecho, los iraníes parecen estar intensificando su implicación en el conflicto palestino-israelí en general y en los asuntos internos palestinos en particular.

Dicha intervención es una extensión del afán de Irán por extender su influjo en los países árabes e islámicos, incluidos Irak, el Yemen, Siria, el Líbano y varios Estados del Golfo. El acuerdo nuclear entre Teherán y las potencias mundiales no ha impedido a los iraníes proseguir con su plan global para exportar su revolución islámica. Al contrario, la percepción general entre los árabes y los musulmanes es que, tras el acuerdo nuclear, Irán ha intensificado sus esfuerzos para expandir su influencia.

La presencia directa e indirecta de Irán en Irak, Siria, el Yemen y el Líbano ha merecido cierta atención internacional, pero sus acciones en el ámbito palestino siguen siendo ignoradas por el resto del mundo.

Que Irán procura ayuda económica y militar a grupos palestinos como Hamás y la Yihad Islámica nunca ha sido un secreto. De hecho, tanto los grupos radicales iraníes como los palestinos se han jactado de esas relaciones. Irán destina dinero a esos grupos porque comparten su deseo de eliminar a Israel y sustituirlo con un imperio islámico. Como Hezbolá en el Líbano y los huzis en el Yemen, Hamás y la Yihad Islámica accedieron a hacer de representantes de Teherán y de excitadores del conflicto israelo-palestino.

Pero las marionetas deben seguir siendo marionetas. Irán se disgusta mucho cuando sus títeres no actúan de acuerdo con sus normas. Eso es precisamente lo que ha ocurrido con Hamás y con la Yihad Islámica.

Irán ha financiado a Hamás y la Yihad Islámica porque comparten su deseo de eliminar Israel y sustituirlo con un imperio islámico. Las relaciones entre Irán y Hamás colapsaron hace unos años, cuando los líderes de Hamás se negaron a apoyar al dictador sirio, Bashar al Asad, apoyado por Irán. En la imagen, el líder de Hamás Jaled Meshal (izquierda), con el 'líder supremo' de Irán, Alí Jamenei, en 2010. (Imagen: Oficina del Líder Supremo).

Las relaciones entre Irán y Hamás colapsaron hace unos años por la crisis siria. Desafiando a sus amos en Teherán, los líderes de Hamás se negaron a declarar su apoyo al dictador Bashar al Asad, respaldado por la República Islámica. Desde entonces, las cosas entre Irán y Hamás han ido bastante mal.

En un primer momento, el régimen de Asad cerró las oficinas de Hamás en Damasco. Después, Asad expulsó a los líderes de Hamás de Siria. Luego, Irán suspendió la ayuda económica y militar a Hamás, agravando más la crisis financiera que afronta el movimiento islamista con base en Gaza.

La Yihad Islámica fue la siguiente. Los mulás iraníes se despertaron una mañana y se dieron cuenta de que los líderes de la Yihad Islámica habían sido algo desleales. Varios de ellos fueron sorprendidos coqueteando con algunos rivales suníes de Irán en Arabia Saudí y otros países del Golfo. Y lo que es peor, los iraníes descubrieron que la Yihad Islámica estaba trabajando estrechamente con sus antiguos aliados en la Franja de Gaza, Hamás.

Irán tenía muchas esperanzas puestas en la Yihad Islámica para que reemplazara a Hamás como su principal representante en el ámbito palestino. Pero hete aquí que los líderes y activistas de la Yihad Islámica estaban trabajando con Hamás, ignorando totalmente a papá Irán.

Los mulás no perdieron demasiado el tiempo. Indignados por la supuesta deslealtad de la Yihad Islámica, Irán creó su propio grupo terrorista en Gaza: Al Sabirín (Los Pacientes). Este grupo, que consta de varios cientos de exmiembros de Hamás y la Yihad Islámica, se concibió para reemplazar a la Yihad Islámica, al igual que la Yihad Islámica iba a reemplazar a Hamás en la Franja, según los planes de Irán.

Quién lo iba a decir: es difícil que salgan bien las cosas con Irán. Al Sabirín tampoco ha satisfecho a sus amos de Teherán y no está dando resultados. Fuentes palestinas en Gaza dicen que Irán se ha dado cuenta de que la inversión en Al Sabirín no ha merecido la pena porque el grupo no ha sido capaz de hacer nada "radical" en los últimos dos años. Con "radical", las fuentes se refieren a que Al Sabirín no ha emergido como serio contrincante de la Yihad Islámica y Hamás, ni ha logrado matar a los suficientes israelíes.

Así que Irán ha regresado a su antigua aliada, la Yihad Islámica.

Por ahora, Irán no está del todo preparada para lograr que Hamás vuelva bajo sus alas. Hamás es, para los iraníes, un movimiento "traicionero", debido a sus periódicas treguas con Israel. Los líderes iraníes quieren ver a Hamás matando judíos a diario, sin tregua alguna. Irónicamente, Hamás se ha vuelto demasiado moderada para los líderes iraníes porque no está haciendo lo suficiente para expulsar a los judíos de la región.

Eso deja a Irán con la Yihad Islámica.

En un movimiento por sorpresa, los iraníes recibieron esta semana al líder de la Yihad Islámica Ramadán Shalah y a otros altos cargos de su organización, en una apuesta renovada por que la Yihad recupere su papel como principal títere de Teherán en la Franja. Agentes de la Yihad Islámica dijeron que la visita había dado lugar a la reanudación de la ayuda económica iraní a su organización, tan falta de liquidez. Como consecuencia de la ruptura entre la Yihad e Irán, se dice que los iraníes han recortado su ayuda económica a la organización terrorista palestina en cerca de un 90%.

Algunos palestinos, como el analista político Hamadeh Faraneh, ven el acercamiento entre Irán y la Yihad Islámica como una respuesta a la mejora en las relaciones entre Hamás y Turquía. A los iraníes, sostiene, no les han sentado bien las recientes informaciones que sugieren que Turquía ha estado actuando como mediador entre Hamás e Israel.

Otros palestinos creen que el verdadero objetivo de Irán es unir a la Yihad Islámica y a Al Sabirín para que puedan convertirse en una alternativa real y viable a Hamás en Gaza.

Al margen de cuáles sean las intenciones de Irán, una cosa está clara: los iraníes se están aprovechando del acuerdo nuclear para avanzar en sus intentos de aumentar su influencia sobre algunos países árabes e islámicos. Irán también está demostrando que sigue muy dispuesta a desempeñar un papel en el conflicto israelí-palestino; un papel que envalentona a los grupos radicales que buscan la destrucción de Israel y que comparten los mismos principios que el grupo terrorista Estado Islámico.

El reciente cortejo de Irán a la Yihad Islámica es un nuevo intento por parte de los mulás de profundizar su infiltración en tierra palestina financiando y armando a cualquier grupo terrorista que luche por aplastar a Israel. Por ahora, parece que los planes de Hamás están funcionando, gracias en gran parte a la apatía de la comunidad internacional, donde muchos creen que Irán se ha vuelto inofensiva por el acuerdo nuclear.

Pero tal vez más líderes de grupos terroristas palestinos hagan pronto el peregrinaje a sus amos en Teherán. Si esto sigue así, los propios iraníes convertirán pronto en marioneta a cualquier Estado palestino que se cree en la región. Su misión última, al fin y al cabo, es utilizar ese Estado como plataforma de lanzamiento para destruir Israel. Y los iraníes están preparados para financiar y armar a cualquier grupo palestino dispuesto a ayudarles a lograr ese objetivo.

Fuente: Gatestone Institute

Los planes de Irán para controlar un Estado palestino

Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Israel no es un mito, es una realidad

yoquieroaisrael

Israel fue construida desde los sueños pero también desde los avatares y realidades de un pueblo errante, perseguido y sin tierra, por eso resulto ser un sueño realizado pero de ninguna forma finalizado.

Israel no es un mito, es una realidad aun no acabada y quizás demasiado humana al no ser creada por ángeles e ídolos, ni por demonios y monstruos, simplemente fue construida en su tierra desde sus profundos cimientos, por seres tan frágiles e imperfectos como tu, como el o como yo.

Israel nació de sueños perfectos y bellos, surgió de desvelos, de angustias y también de esperanzas. No fue parido por alienaciones, odios y venganzas y por esto mismo se sigue construyendo vitalmente día a día y eternamente a través de otros sueños, de los míos, de los tuyos y de todos.

El pueblo de Israel sufrió a través de la historia grandes y dolorosos exilios, expulsiones, genocidios, persecuciones y discriminaciones, injustas acusaciones, conversiones forzadas y asimilaciones obligadas y nuestra gente resistió como pudo: luchando de frente, huyendo, escondiéndose, adaptándose, mimetizándose con el medio, nadando contra la corriente y a veces a favor de ella, el objetivo fue siempre sobrevivir, aferrándose a uno de nuestros mas sagrados principios: nuestro amor a la vida.

Esto trajo como consecuencia que hoy tengamos diferentes apariencias, con diversos idiomas, con distintos colores de piel, con costumbres multifacéticas, incluso con aspectos muy difícil de identificarnos como tales, por esto hoy somos multiétnicos y pluralistas pero compartiendo un origen y un gran destino en común.

Unos luchamos por construir una réplica fiel del Israel de las épocas del David y de su hijo Shlomo, tan poéticamente pintada por la Biblia.

Otros quisimos hacerlo a semejanza de las aldeas judías de Polonia, Besaravia y Rusia con paisajes extraídos de alguna novela de Isaac Bashevis Singer o de Sholem Aleijem.

Unos quedamos extrañando las antiguas y bellas juderías ibéricas de Córdoba, de Toledo y de Sevilla.

Otros intentamos crear una copia perfecta de Núremberg, de Hanóver y de Colonia aquí en Oriente Medio.

Unos aspiramos hacer un país marxista y otros una social democracia escandinava, un populismo latino americano o un capitalismo acuñado en Walt Street.

Unos soñamos reconstruirlo en la memoria de las mil y una noches de los barrios judíos de Esmirna, de Salónica o de Fez.

Otros añoramos las virginales aldeas africanas en la Etiopía de la Reina Saba.

Unos anhelamos las empedradas y arrabaleras callejuelas de Buenos Aires o de Montevideo en este exótico Medio Oriente.

Logramos una sociedad donde se entre mezclan todas las lenguas como en Babel, con el hebreo, el árabe, el ruso, el ingles, el francés, el español y el amárico.

Tenemos una sociedad donde se vivencia una absoluta libertad y se convive como podemos entre todos, gentes honestas y estafadoras, ilustradas e ignorantes, virtuosas y pecadoras, ricos y pobres, negros y blancos, hombres y mujeres.

Estos sueños, los de unos y los de otros, uno y otro se han ido amalgamando, uniéndose, fundiéndose y creando una nueva sociedad, virtuosa y reprochable, religiosa y laica, progresista y conservadora, derechista e izquierdista, halcón y paloma, moderno y raigal, simplemente una sociedad humana.

 

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

La dimensión humana de Israel

humanidadEscrito por el Dr. Guido Maisuls el 14 Mayo de 2016. De la publicación de la Organización Sionista Argentina (OSA) para el evento de Iom Haatzmaut realizado el martes 24 de mayo, en Hacoaj sede Capital, Buenos Aires, Argentina.

Israel es uno de los países más pequeños del planeta con una superficie de 27.800 km2, un clima poco privilegiado, implacables y feroces enemigos, escasez de recursos naturales y solo 68 años de vida independiente.

Pero, ¿Cómo viven los israelíes en su país?

Un extraordinario crecimiento demográfico

En el año 1960 Israel tenía una población de 2.114.020 habitantes y en este 2016 ya son 8.4424.000 habitantes.

Un importante ingreso per cápita

El ingreso per cápita de los israelíes es de 37.206 dólares sensiblemente superior a otros países de la región como Irán con 5.443 y Egipto con 3.740 dólares respectivamente.

Uno de los mejores lugares para vivir

De acuerdo al Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas que clasifica la calidad de vida de 188 países con parámetros de educación, salud, ingresos, viabilidad económica, esperanza de vida, producto bruto interno e ingreso per-cápita, consideró a Israel este año como el 18º mejor lugar para vivir en el mundo, superando a los países del Medio Oriente como Egipto en el puesto 108º y Jordania en el lugar 80º.

El país de la felicidad

El Informe Mundial de la Felicidad 2016, clasifica a Israel en el puesto 11º, en una encuesta sobre el estado de felicidad global realizado en 156 países por expertos en economía, psicología, encuestas, estadísticas, salud y políticas públicas. Existen otros países de la región como Afganistán que figura en el 154º y Siria en el 156º puesto.

Altas expectativas de vida

En Israel la esperanza de vida de los hombres al nacer es de 80,3 años y se ubica como el tercer país de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) que tiene un promedio de 80 años para sus 34 países miembros y entre las mujeres el promedio es más alto con 84.1 años y ubica a Israel en el puesto once en dicho índice.

Un excelente nivel de empleo

En el aspecto del empleo, más del 67% de las personas entre 15 y 64 años de edad en Israel tienen un empleo remunerado, cifra mayor que el promedio de la OCDE de 65%.

Reducción de las muertes por enfermedades cardiacas

En los últimos 18 años, la tasa de mortalidad de la población en Israel por causa de enfermedades cardíacas, se redujo en un 50% debido a la marcada reducción del consumo de cigarrillos, la obesidad, el sedentarismo, la diabetes, la hipertensión y a un estilo de vida más saludable.

La educación de los israelíes

En Israel, el 85% de los adultos entre 25 y 64 años han concluido la educación media superior, cifra mayor que el promedio de la OCDE de 75%.

Satisfacción con la vida

En general, los israelíes están más satisfechos con su vida que el promedio de la OCDE. Al pedírseles que calificaran su satisfacción general ante la vida en una escala de 0 a 10, los israelíes le otorgaron una calificación de 7.4, más alta que el promedio de la OCDE de 6.6.

La economía de Israel

Israel posee una economía diversificada y tecnológicamente avanzada. Los lideres de la industria israelí son los medicamentos genéricos, la ingeniería plástica y las industrias de alta tecnología (aeronáutica, electrónica, telecomunicaciones, software y biotecnología) que representan aproximadamente el 40% del PIB. Otros sectores económicos poderosos de Israel son la talla del diamante y el turismo.

El pueblo del libro

Israel tiene el índice per cápita más alto del mundo en lectura y publicación de libros y la industria editorial ha ubicado a Israel en el país que más libros se traducen en el mundo de otros idiomas al propio.

Un Israel más verde

Mientras que muchos países del mundo disminuyen cada año el número de árboles que hay en su territorio, Israel es uno de los únicos dos países del mundo (el otro es Canadá) que aumentaron su cantidad de árboles plantados. La recuperación forestal en Israel es una política de estado que se proyecta más allá de los gobiernos y circunstancias coyunturales.

La única democracia del Medio Oriente

Israel es una democracia parlamentaria única en el Medio Oriente que asegura un sistema político y social para una vida democrática de alta calidad donde interactúan con igualdad de derechos y oportunidades judíos, cristianos y musulmanes.

Plena vigencia de la libertad religiosa

"La declaración de independencia del Estado de Israel en 1948, garantiza la libertad de culto a toda la población. Toda comunidad es libre, por ley y de hecho, de practicar su fe, observar sus festividades y su día semanal de descanso, y administrar sus asuntos internos". (Israel Ministry of Foreing Affaires).

Israel no es un país perfecto pero han logrado construir un auténtico milagro moderno en tan solo 68 años de vida independiente.

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

"Israel debe seguir construyendo en los asentamientos"

trumpisraelDonald Trump ha manifestado un gran cambio en la política exterior de los Estados Unidos al cuestionar la tradicional postura de los últimos presidentes norteamericanos que cuestionaron la construcción de los supuestos asentamiento en Judea y Samaria.

El candidato republicano a las próxima elecciones en los Estados Unidos, Donald Trump, expresó su apoyo a Israel para que continúe construyendo en Judea y Samaria, redefiniendo la vieja exigencia de Estados Unidos de que Israel detenga la construcción en esa zona.

Según Trump: “Israel nunca fue tratado apropiadamente por los Estados Unidos. Me encantaría ver si se puede negociar la paz”.

También apoyó al primer ministro, Biniamín Netanyahu, al que calificó como un “muy buen tipo” y que cuando sea presidente van a tener “una muy buena relación”.
Comentando las constantes agresiones que soporta Israel de los palestinos, se preguntó “¿quién puede aguantar eso? ¿Quién va a tolerar por eso?”.

Trump: Israel should keep building West Bank settlements | The Times ...

www.timesofisrael.com › Israel & the Region
 

Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Palestinos: así celebran el terrorismo

celebraterrorismopor Khaled Abu Toameh

Traducción del texto original: Celebrating Terrorism, Palestinian Style
Traducido por El Medio

Poco después del ataque terrorista contra un autobús registrado ayer en Jerusalén, una serie de facciones palestinas se apresuraron a emitir comunicados en los que aplaudían la " operación heroica" y urgiendo a los palestinos a seguir el camino de la lucha armada contra Israel.

El alborozo ante este ataque terrorista, el primero de este tipo desde los atentados suicidas de la Segunda Intifada, hace más de una década, es un nuevo aviso de la radicalización entre los palestinos, que se atribuye en su mayor parte a la incitación contra Israel y al adoctrinamiento por parte de varias facciones y líderes palestinos.

Como era previsible, la primera organización palestina en aplaudir fue Hamás. Su portavoz Sami Abu Zuhri dijo:

[El movimiento islamista] celebra la operación en Jerusalén y la considera una respuesta natural a los crímenes israelíes, especialmente a las ejecuciones extrajudiciales y la profanación de la mezquita de Al Aqsa.

En realidad, el portavoz de Hamás estaba haciéndose eco de las acusaciones que hizo previamente el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, que declaró que los palestinos no iban a permitir a los judíos "ensuciar la mezquita de Al Aqsa con sus sucios pies".

¿Quién podría culpar a Hamás de esas acusaciones contra los judíos, cuando Abás, el socio de Israel para la paz, fue el primero en expresar su oposición a que los judíos visiten el Monte del Templo? Vale la pena señalar que las acusaciones de Abás se produjeron sólo unas semanas después del estallido de la Intifada de los Cuchillos, a principios de octubre.

Otro líder de Hamás, Husar Badran, también saludó el atentado. Dijo que su movimiento tenía la determinación de resistir para "expulsar a los ocupantes de nuestros territorios palestinos".

Cuando los líderes de Hamás hablan de "expulsar a los ocupantes de los territorios palestinos" quieren decir que Israel debería ser eliminado y reemplazado por un imperio islamista.

En Al Aqsa TV, la televisión de Hamás, el presentador Mohamed Hamed estaba tan contento y emocionado tras enterarse del ataque terrorista en Jerusalén que decidió dedicar un saludo militar a sus autores.

Otros palestinos que no son necesariamente seguidores de Hamás utilizaron las redes sociales para jalear el atentado y pedir más. En Twitter, muchos activistas palestinos crearon hashtags como #Bus12 y #TheRoofoftheBusGoesFlying (El techo del autobús sale volando) para celebrarlo. Los viñetistas palestinos, reflejando el estado de júbilo, se unieron rápidamente al coro de los que celebraban la "operación heroica" contra civiles israelíes. Uno de ellos, Omaya Yuha, respondió enseguida dibujando una viñeta donde aparecía una palestina celebrando el atentado con gritos de alegría y repartiendo caramelos.

El dibujante palestino Omaya Yuha celebró el ataque terrorista registrado el 18 de abril en Jerusalén con una viñeta en la que una mujer palestina jaleaba el atentado ululando y regalando caramelos ante el autobús calcinado.

A las pocas horas del atentado, las facciones palestinas parecían competir entre sí para ver quién hacía la declaración más entusiasta. La Yihad Islámica Palestina y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) reaccionaron emitiendo comunicados ensalzatorios. Dijeron que suponía un "avance cualitativo" en la intifada. Ambos prometieron seguir matando israelíes como parte del esfuerzo por "intensificar" la intifada. Más tarde, un grupo denominado Comités de Resistencia Popular emitió su propio comunicado, donde amenazaba con "más ataques dolorosos contra el enemigo sionista".

Incluso la facción de Abás, Fatah, se volcó en justificar el atentado. En una primera reacción, el portavoz Rafat Elayan utilizó las palabras de Hamás para referirse al ataque:

Esta es una respuesta natural a las prácticas israelíes contra nuestro pueblo, incluidas las detenciones, los asesinatos y las constantes incursiones en la mezquita de Al Aqsa.

Más tarde, por la noche, se supo que algunos palestinos, sobre todo en la Franja de Gaza, salieron a las calles para manifestar su alborozo por el atentado.

Las declaraciones públicas de los líderes y grupos palestinos relacionadas con este atentado son otra señal más de que siguen incitando a su pueblo contra Israel. Este es el tipo de declaraciones que inducen a hombres y mujeres palestinos a agarrar un cuchillo (o, en este caso, un artefacto explosivo) y disponerse a matar al primer judío que se encuentren.

El mayor obstáculo para la paz con Israel sigue siendo la falta de educación para la paz con Israel. De hecho, se puede decir sin temor a errar que nunca ha habido un verdadero intento por parte de los líderes y grupos palestinos de preparar a su pueblo para la paz con Israel. Al contrario: el mensaje que lanzan a su pueblo sigue siendo extremadamente antiisraelí.

Las incitaciones, las amenazas y la retórica fogosa sólo generarán más violencia. Por ahora, todo indica que los palestinos se disponen a ampliar la Intifada de los Cuchillos con una ola de atentados con bomba contra objetivos civiles en Israel. A juzgar por las reacciones de diferentes facciones y activistas palestinos, el apoyo a los ataques terroristas contra Israel es tan generalizado entre los palestinos que están dispuestos a celebrar un atentado contra un autobús lleno de civiles. Esto plantea dudas sobre la voluntad de los líderes y ciudadanos palestinos de ir hacia la paz y la coexistencia con Israel.

por Khaled Abu Toameh
19 de Abril de 2016

Traducción del texto original: Celebrating Terrorism, Palestinian Style
Traducido por El Medio

 
 

Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Las cinco opciones políticas de Israel respecto a Judea y Samaria

judeasamaria

¿Que decisiones estratégicas tomaría Israel cuando Mahmoud Abbas se retire como líder de la Autoridad Palestina?, pongo a vuestro alcance un excelente análisis del Prof. Hillel Frisch publicado por hatzadhasheni.com

Las cinco opciones políticas de Israel respecto a Judea y Samaria – Por Prof. Hillel Frisch

RESUMEN – Cuando Mahmoud Abbas se aparte de su cargo como líder de la Autoridad Palestina, Israel tendrá que tomar decisiones estratégicas. Este documento analiza cinco enfoques políticos posibles, ninguna de los cuales es la ideal. Estas opciones son la “resolución vigilante del conflicto”, la solución de la “fricción creativa”, el “caos constructivo”, la “retirada unilateral” y “la anexión unilateral”. La opción conservadora es probablemente la más factible; la retirada unilateral es la menos factible. En todos los casos, sin embargo, Israel tendrá que mantener una presencia militar en Judea y Samaria.

El tratar de diseñar una política israelí coherente hacia una Autoridad Palestina (AP) posterior a Abbas es como intentar construir una casa sobre arenas movedizas. La situación es constantemente sacudida por temblores y corrientes subterráneas. Estas incluyen la actual ola de violencia terrorista contra los israelíes, aunque en declive; un distanciamiento cada vez mayor dentro de Fatah entre Abbas y sus detractores la cual está muy ligada a la lucha por su sucesión; y la posibilidad que la vinculación entre esos dos acontecimientos pueda degenerar en una guerra civil (otra plaza en la guerra de poder librada entre Irán y Arabia Saudita y sus respectivos aliados).

Israel no puede darse el lujo de ser un observador pasivo de los eventos según se desenvuelvan dentro de la AP. La aldea palestina de Budros sostiene una postura estratégica a tan sólo 11 kilómetros de la pista principal del único aeropuerto internacional de Israel. La periferia de la ciudad palestina de Tulkarem se encuentra a varios cientos de metros de la carretera Rabin, la arteria norte-sur de Israel.

Cuando Abbas se marche de la escena, los israelíes que toman las decisiones tendrán que considerar cinco enfoques políticas radicalmente diferentes hacia la AP.

Primero, Israel puede participar en la resolución del conflicto de una manera que mantenga la posibilidad de crear un estado palestino. Segundo, Israel puede promover fricción con los palestinos aprovechando las oportunidades de incrementar los asentamientos y otras formas de construcción del Estado de Israel. Tercero, Israel puede desistir de tomar medidas a fin de estabilizar a la AP si el caos emerge sobre el tema de la sucesión. Las opciones cuarta y quinta propuestas, por bandos opuestos del espectro político, promueven las acciones unilaterales. El Campamento Sionista busca la retirada unilateral, mientras Bait Ha-Yehudí pide una anexión selectiva de los asentamientos.

Una sexta opción, el participar en negociaciones inmediatas con los palestinos hacia el rápido establecimiento de un estado palestino, es considerada factible y aconsejable por sólo dos actores políticos marginales – los partidos políticos Meretz y la Lista Árabe Unificada – y por lo tanto no serán consideradas en este artículo.

La opción “Gestión del Conflicto”

La opción gestionadora del conflicto sostiene que la paz no es posible en un futuro previsible, pero que Israel se beneficiara al abstenerse de acciones tales como la construcción de asentamientos que comprometen las posibilidades de una eventual solución de dos estados. La ventaja de esta opción es que se ajusta a las costumbres y expectativas de la comunidad internacional, incluyendo el más firme aliado de Israel, los Estados Unidos y los países amigos de Europa tales como Alemania, Gran Bretaña e Italia.

Estos bandos consideran la construcción de dos estados como la única solución sobre la mesa, a pesar que reconocen que no puede lograrse en un futuro inmediato. Estos ven al gobierno de Israel por encima de la Línea Verde como el ente de ocupación y se preocupan que el fracaso para resolver el problema sobre la base de dos estados conducirá a un estado binacional disfuncional empañado por una considerable violencia interna.

Para mantener la viabilidad de una solución de dos estados para el futuro, será necesario reducir los asentamientos más allá del bloque de Gush Etzion y todos los asentamientos no adyacentes a la Línea Verde, en forma breve, a fin de mantener el estatus quo. Los inconvenientes de este enfoque son claros: los palestinos no poseerán ningún incentivo para venir a la mesa de negociaciones y los colonos y ciudadanos israelíes sobre la Línea Verde son convertidos en víctimas de la pasividad política. Sin embargo, los defensores de esta opción argumentan que estos inconvenientes son menores en relación al aislamiento internacional que Israel sufriría si abandona el principio de solución de dos estados. El precio de tal desviación del compromiso con la solución incluirá la alienación de la mayoría de la diáspora judía, especialmente en los Estados Unidos.

El enfoque de gestión del conflicto cree en mantener el control militar total sobre Judea y Samaria mientras que al mismo tiempo promueve lazos económicos con los palestinos a través de la Línea Verde. Esos lazos sirven a los dos propósitos. Hasta cierto punto, pacifican a la población árabe de Judea y Samaria; y garantizan el acceso al segundo mayor mercado de Israel. El aumentar el número de trabajadores palestinos en Israel también aumenta los medios para comprar productos israelíes. Esta estrategia ha funcionado hasta ahora, tanto en términos de reducción de terrorismo y el aumento del poder de compra de los palestinos.

Debería el gobierno mantener esta política, es probable que enfrente poca oposición, ya sea a nivel nacional o entre los aliados internacionales de Israel.

La opción “Fricción”

Los detractores de la opción gestión del conflicto argumentan que Israel ha perdido la iniciativa en su conflicto con los palestinos. Estos sostienen que Israel no debería absorber los costos de las iniciativas palestinas en cambiar el status quo, tales como ataques terroristas o construcciones ilegales intensivas en la zona C (que se encuentra bajo control exclusivo de Israel). Por el contrario, Israel debería hacer coincidir las iniciativas palestinas con iniciativas aún más audaces, tal como lo hizo con tanto éxito durante el Mandato y en los primeros años del estado. Israel debería promover la construcción del Estado de Israel en Judea y Samaria, al menos hasta que los palestinos pidan o ruegen por la paz.

En la reciente ola de ataques palestinos por ejemplo, la incitación de la AP y Hamás a la violencia en las zonas de Hebrón y Jerusalén debería ser contrarrestada por acciones ofensivas israelíes, incluyendo asentamientos. Los asentamientos, por lo que se argumenta, promueven la seguridad.

Al menos, Israel debe impedir o demoler las construcciones palestinas a gran escala diseñadas para cambiar las realidades estratégicas en el terreno. Esta construcción es más evidente en la zona E-1, que se extiende desde la Colina Francesa a través de Issawiyeh, Al-Zaim y la sección oriental de A-Tur a lo largo de la carretera entre Jerusalén y Jericó. En esta área, los palestinos están haciendo un esfuerzo concertado en crear una extensión urbana continua palestina desde el sur de Jerusalén hacia el norte, a pesar de la barrera de seguridad.

Las desventajas de esta opción política son claras. Habrá una oposición interna desde la Izquierda, pero el gobierno podría superarla. El mayor peligro es la considerable hostilidad que se generaría hacia Israel entre ambos los Estados Unidos y la Comunidad Europea si Israel construye asentamientos en su reacción al terrorismo y participa en el desmantelamiento masivo de construcciones ilegales, algunas de las cuales fueron fomentadas por la UE.

La opción del “Caos Constructivo”

Varios contendientes dentro de la AP ya han comenzado a competir sobre quién heredara el liderazgo luego de la salida o desaparición de Muhammad Abbas, quien tiene ya 83 años. Esta competencia ha provocado un debate sobre si Israel debería apoyar un candidato adecuado por el bien de la estabilidad o sentarse en el banquillo a pesar que el conflicto pudiera degenerar en caos. Los partidarios de este último punto de vista creen que el caos y la posible disolución de la AP y la posterior atención por parte de actores internacionales en pacificar la zona, pudieran aliviar la presión sobre Israel para entrar en procesos de paz no realistas.

Una parte palestina debilitada por la prolongada inestabilidad también pudiera ser susceptible a un acuerdo de paz más favorable a los intereses y preocupaciones de Israel. Es muy probable sin embargo, que los palestinos permanecerán fragmentados, en donde la AP se convertirá en dos o más autoridades en Judea y Samaria.

En cualquiera de los casos, es menos probable que la comunidad internacional pudiese pensar que puede resolver el problema palestino a expensas de Israel. En caso de que la AP se fragmente, los aliados de Israel podrían sentirse más inclinados a pensar en el problema palestino de la forma en que lo hacen los israelíes como un problema de gestión de conflicto en lugar de un problema que es soluble a través de la creación de un estado cuya construcción se encuentra en marcado contraste con la realidad sobre el terreno.

Dicho esto, los inconvenientes de la opción constructiva caos son igualmente crudos. Caos pudiera significar el final, al menos inicialmente, de la cooperación de seguridad que ha reducido el terrorismo dirigido contra los israelíes en general y en particular hacia los colonos. Caos también pudiera aumentar la unidad de la base con el fin de deslegitimar al estado judío por aquellos que culparan a Israel por el miserable estado de las cosas en Judea y Samaria.

Los costos económicos del caos también son considerables. La AP es el segundo mayor socio comercial de Israel y posiblemente el mayor mercado para los bienes y servicios israelíes que no son de alta tecnología, un segmento del mercado que emplea una abrumadora parte de la fuerza laboral de Israel. Caos por lo general trae bajo su estela una recesión económica, lo que probablemente afecte la demanda de los productos israelíes.

La opción caos es probable que sea opuesta por la Izquierda política y por los poderosos grupos de presión tales como la Asociación de Fabricantes y el Histadrut (Federación Laboral de Israel). Sin embargo, si el gobierno decide por esta opción, la oposición interna es poco probable que sea lo suficientemente fuerte como para prevenirlo.

La opción “Retirada Unilateral de Judea y Samaria”

Isaac Herzog, líder de la Unión Sionista (Majané Tzioní), promueve formalmente la retirada unilateral israelí del 85% de Judea y Samaria, incluyendo 28 localidades palestinas dentro de los límites municipales de Jerusalén, como medio de separación de los palestinos. Su plan prevé mantener el control militar completo y exclusivo sobre los bloques de asentamientos de Gush Etzion y Ariel y el valle del Jordán y una presencia militar activa en otros lugares de la AP.

La retirada unilateral garantizara, supuestamente, el carácter de Israel como un estado judío retirándose hacia el entorno de la barrera de seguridad, que conforma estrechamente las fronteras permanentes futuras según lo previsto por los Estados Unidos, el aliado clave de Israel. Transfiriendo la responsabilidad de la mayor parte del territorio de Judea y de Samaria y prácticamente la totalidad de sus habitantes palestinos a la AP, Israel ya (supuestamente de nuevo) no sería visto como ocupante; su imagen se verá reforzada; y la influencia del movimiento BDS se sentiría con menos intensidad.

Una vez más, es relativamente fácil identificar inconvenientes en este plan. El desmantelamiento de decenas de miles de colonos israelíes sería una tarea difícil y costosa. Por otra parte, la acción probablemente agrave considerablemente la situación de seguridad, dado que muchas fuerzas y grupos terroristas en la AP interpretarán la medida como un acto de debilidad y se animaran a aumentar los ataques con el propósito de lograr una retirada total.

La retirada unilateral ofrece pocos incentivos a los líderes de la AP de entrar en un proceso de paz y probablemente endurecer posturas palestinas sobre temas espinosos de soberanía por Jerusalén y el así llamado “derecho de retorno” para los refugiados. Con toda probabilidad, esta opción daría lugar a la caída del gobierno. Cualquier gobierno de unidad creado en su estela probablemente desista de la opción.

La opción “Anexión Unilateral de la Zona C”

El partido Bait Yehudí (Casa Judía) pide al gobierno anexarse las áreas designadas en los acuerdos de paz de Oslo tales como la Zona C. Este territorio está bajo el exclusivo control administrativo y político israelí y está en su mayor parte, escasamente poblado por árabes. Esta área se compone de las colinas del sur de Hebrón, la mayoría de las partes del este de Judea y Samaria y el área entre Maale Adumim y Jericó hasta el río Jordán.

La anexión implica actividades de asentamientos en las áreas anexadas. Los inconvenientes son evidentes. La oposición internacional sería altamente ruidosa, quizá al punto de imponer sanciones contra Israel. La oposición interna sería intensa también, aunque probablemente no al punto de impedir la acción si el gobierno de turno fuese a elegirlo. Habría pocos efectos económicos internos de tal acción, pero el comercio internacional de Israel y el flujo de las inversiones pudiera verse afectado de manera significativa.

Ninguna de estas opciones es la ideal, lo que probablemente es el porqué el debate es a su vez tan vívido e indeciso. Todas las cinco confirman la necesidad de mantener una presencia militar en Judea y Samaria, pero para diferentes propósitos.

La opción “cuidadora” es probablemente la más factible y la opción de retirada unilateral la menos factible. La retirada unilateral en cualquier caso, probablemente resulte ser domésticamente imposible. La opción caos no está totalmente en manos de Israel, condicional a los desarrollos internos en la AP. Tanto las opciones de fricción y de anexión encontraran una rígida oposición internacional, lo que pudiera dar lugar a una oposición interna por un pueblo dispuesto a asumir costos económicos a largo plazo de tales políticas.

Hillel Frisch es profesor de estudios políticos y del Medio Oriente en la Universidad Bar-Ilan, e investigador asociado en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos.

Fuente:

Las cinco opciones políticas de Israel respecto a Judea y ...

hatzadhasheni.com


Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Israel nos muestra un camino hacia el futuro

towerazrieli

Cuando el Estado de Israel se independizó en 1948, la población era de alrededor 806.000 personas. 68 años más tarde, en el Día de la Independencia (Iom Hatzmaut) 2016, la población alcanza aproximadamente 8.522.000 personas, según los datos de la Oficina Central de Estadísticas.
 
Siendo Israel uno de los países mas pequeños del mundo con una superficie de unos 27.800 km2., con una presencia climática nada privilegiada, rodeado de acérrimos, implacables y feroces enemigos, con una escasez extraordinaria de recursos naturales y contando con un poco mas de seis décadas de vida independiente se ha convertido en un verdadero buen ejemplo para el mundo, con capacidad de influir a otros países en encontrar un camino superador.
 
Israel se ha transformado así en “el modelo del presente”, en una gran posibilidad de convertirse en un espejo constructivo para el mundo, con la alta probabilidad de causar una inminente influencia positiva, de ser un potencial modelo alternativo para la mayoría de los países del orbe.

Ante la evidente y destacada presencia de este pequeño gran faro que ilumina desde el medio oriente tenemos la posibilidad de demostrar cuales son los grandes motivos que refuerzan estos serios indicadores de su realidad que demuestran realmente que estamos ante “el país de los buenos ejemplos”:

¿Cómo hizo Israel para transformarse en una próspera y pujante nación orientada a la innovación, al desarrollo y a la creatividad en forma tan veloz?

El fenómeno emprendedor israelí es eminentemente cultural, basado en una mentalidad desestructurada que no funciona en base a los cánones tradicionales invirtiendo siempre en educación, emprendimiento e innovación.

Esto se debió al hecho de haber elegido a la innovación creativa, al enriquecimiento del material humano y a la libre interconexión productiva con la economía global, atrayendo a las inversiones productivas por medio del incentivo de la estabilidad económica y de la flexibilización de las barreras regulatorias.

Se apostó a la creación de verdaderos estímulos para la formación de nuevas empresas, al desarrollo de novedosos centros de investigación, a la creativa capacidad innovadora de las universidades y de las fuerzas armadas y a un ambicioso plan de apertura gradual de la economía hacia el mundo desarrollado.

Hoy, Israel es una economía desarrollada, superavitaria y proyectada hacia escenarios futuros muy prometedores.
Hoy, Israel es un milagro moderno que ofrece esperanza y valiosas lecciones para la humanidad.
Hoy, Israel nos muestra un camino hacia el futuro.

 

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Israel, un país muy generoso...

ZivMedicalCenterHospital israelí utiliza la medicina como antídoto contra la violencia

Por Fayra Castro de El Mensaje Comunicaciones para Hechos & Crónicas

A 35 kilómetros de la frontera con Siria, en una de las zonas más conflictivas del planeta, se encuentra el Ziv Medical Center, un hospital israelí que está literalmente salvando las vidas de aquellos que amenazan con matarlos al otro lado de la frontera.

En el 2011, cuando estalló la violencia en Siria, comenzaron a llegar sirios a curarse las heridas en el hospital del país que consideran su enemigo. Y a pesar de la enemistad existente y el riesgo que representa tener en el recinto a posibles terroristas, los médicos judíos los están atendiendo, brindándoles más allá del tratamiento médico la calidad de vida que todo ser humano necesita.

Durante su estadía les ofrecen además ayuda psicológica, les dan ropa, cepillo de dientes, y otros artículos de higiene personal. Hay payasos terapeutas que visitan y atienden a los niños, y tienen hasta profesores que les dictan clases para que no se atrasen en sus estudios.

Hasta la fecha han atendido a más de 550 sirios, de los cuales el 90% son hombres, el 10% son mujeres, y de ese total el 17% son niños. El gesto humanitario hacia los sirios toma otras dimensiones al tener en cuenta que el gobierno de Israel ha pagado por todos sus gastos médicos, sobrepasando los 5 millones de dólares.

La medicina, una inversión para la paz

Israel y Siria han estado en guerra desde 1948, año en que Israel se creó como estado. A partir de ese momento han tenido 3 guerras, y aunque la última fue hace 40 años en el “Día del perdón”, los ataques han sido constantes debido a que el gobierno sirio ha estado financiando a los grupos terroristas palestinos que constantemente atacan a los judíos.

De hecho, Hamás, el grupo terrorista más grande palestino tenía sus oficinas en Damasco, bajo el auspicio del gobierno sirio. Por este y otros conflictos, no hay relaciones diplomáticas entre Israel y Siria; pero a pesar de esto el gobierno de Israel dio autorización para atender a los heridos sirios.

En primera instancia el gobierno y el ejército montaron un hospital de campaña en la frontera con médicos, enfermeros y paramédicos, que hasta la fecha siguen ahí. En ese lugar reciben a los heridos, los atienden y de inmediato los regresan a Siria; pero si las heridas son más graves los trasladan en ambulancia o helicóptero al Ziv Medical Center, en la ciudad de Safed, por ser el hospital más cercano a la frontera.

En comparación con otros hospitales en Israel, este centro médico es relativamente pequeño; tienen 331 camas, 22 camas de terapia intensiva, 47 departamentos médicos, y 7 salas de cirugía.

En cada habitación caben 4 camas, y en ocasiones las comparten judíos, musulmanes y cristianos, así que no hay separación o distinción debido a la religión, raza o procedencia. De igual manera, hay enfermeros que son judíos, árabes, o musulmanes, así que hay total convivencia entre los pacientes, así como entre los enfermeros que allí trabajan. La política de no discriminación entre los heridos y enfermos es totalmente consistente con lo que los médicos del hospital consideran los valores de su país y la ética de su profesión.

Amando a los enemigos

Cuando los heridos llegan al hospital los médicos no saben si los nuevos pacientes son representantes del gobierno, rebeldes, o terroristas de ISIS. De hecho, no se les hace ese tipo de interrogatorios. Los médicos se limitan a curarle las heridas, en su mayoría ocasionadas por balas o esquirlas de bombas.

«Yo no tomo ningún partido político, no me importa quién es el bueno o quién es el malo. Nosotros como médicos y cirujanos comenzamos a atender a los heridos como si fueran pacientes israelíes o como cualquier paciente que tiene un seguro médico. Se le hace la operación, cirugía o el tratamiento que sea necesario», explicó el Dr. Alejandro Roisentul, Director del Departamento de Cirugía Oral y Maxilofacial de Ziv Medical Center.

Los pacientes se quedan en promedio casi 2 semanas en el hospital, pero en algunos casos permanecen internados por uno o dos meses. Debido al conflicto y la complejidad de la guerra en Siria, los pacientes no pueden regresar a su país y luego volver a Israel para revisión. Por tanto, deben permanecer en el hospital hasta que se acabe su tratamiento médico.

Joseph Farris, trabajador social del hospital declara que no saben cuál es el destino de los pacientes cuando salen de allí, pero estima que algunos regresan a Siria. «No todos los pacientes quieren hablar, pero los que sí lo hacen cuentan que tienen familia en Siria y que desean volver a estar con ellos. Otros no quieren volver a Siria porque tienen miedo; pero no sabemos realmente qué pasa con ellos cuando terminan su tratamiento».

Además de su labor como trabajador social en el hospital, Farris sirve como traductor a los pacientes que cruzan la frontera desde Siria. Él les explica en árabe cuál es su situación y el tratamiento que van a recibir.

Al otro lado de la frontera el conflicto entre sirios e israelitas es inminente, pero dentro del hospital conviven en relativa armonía. «Hasta la fecha ninguno de los pacientes sirios ha intentado atacar a los médicos o empleados. Aunque hay algunos casos aislados de pacientes que se han portado mal, diciendo o haciendo cosas indecentes. Pero en general tenemos muy buena relación con ellos. En su mayoría nos agradecen el cuidado», comentó el Dr. Alejandro Roisentul, agregando que tiene la esperanza de que esto ayude a que los sirios cambien la imagen errónea que tienen del pueblo judío.

«Los sirios crecen pensando que los israelíes son malos, se les inculca desde pequeños que Israel es el Gran Satán, lo peor que hay; y por eso creen que deben matarlos y desaparecerlos a todos del mapa. Lamentablemente así se crían los niños en Siria. Así que ¿pueden imaginarse a una persona que cree eso, y de repente está en un hospital al otro lado de la frontera, siendo atendido por médicos israelíes? Es una situación bastante extraña para ellos y para nosotros también», enfatizó el Dr. Roisentul, quien lleva más de 15 años trabajando en el Ziv Medical Center.

Él guarda la esperanza de que la atención que les están brindando a los sirios les haga cambiar la actitud violenta que tienen hacia los judíos. «Para ellos Israel es su enemigo, pero a través de la ayuda médica les estamos salvando las vidas; y esperamos que esa muestra de respeto influya en su proceder. Pero para hacerles cambiar su mente sobre lo que está pasando se necesita mucho más que un buen tratamiento en unos cuantos días o meses. Pero esperamos que los pongamos a meditar un poco y que piensen sobre lo que estamos haciendo por ellos», expresó el Dr. Roisentul.

Hace 26 años él dejó su natal Argentina, y aunque tiene la posibilidad de regresar a su país de origen, admite que su hogar, su vida y su propósito están en Israel.

«Más del 70% de los médicos en Siria se han escapado, así que no hay casi médicos allá. Además, los hospitales fueron bombardeados, y no tienen facilidades, por eso los sirios que necesitan cuidado médico no tienen muchas opciones. No pueden ir a Damasco; así que se mueren en las calles o vienen acá. Y eso es lo que están haciendo, se vienen para este lado de la frontera», recalcó el médico argentino, enfatizando que para aquellos que viven en esa región de Siria, el Ziv Medical Center es la única puerta hacia a la supervivencia.

Continuar leyendo

El mito de los asentamientos judíos

AsentamientomitoEl mito de los asentamientos judíos: desenmascarando un proyecto racista

Por Irving Gatell

¿Cuál es el problema?

Se cree que no es difícil de explicar: hay un territorio donde se supone que —eventualmente— se creará un Estado palestino, y la presencia de colonias judías —con sus respectivos colonos judíos— es un golpe directo contra ese proyecto, porque implica que se le está quitando ese espacio a los palestinos.

Eso en cuanto a lo que concierne al futuro. Respecto al presente, surgen otros problemas de allí: debido a las tensiones entre israelíes y palestinos, el ejército de Israel tiene que encargarse de la seguridad de esas colonias o asentamientos, y ello lesiona la capacidad de la Autoridad Palestina para ejercer el control del territorio palestino. Con frecuencia se tienen que establecer rutas hacia los asentamientos para que se pueda hacer la vigilancia militar, y eso interrumpe el libre tránsito de los palestinos, por lo que, se supone, es su propio territorio. Y no se digan las confrontaciones cotidianas que hay entre colonos judíos y palestinos, en las que los palestinos suelen salir perdiendo siempre.

Parece lógico, entonces, que cada vez que Israel anuncia la ampliación de un asentamiento, venga un drama internacional. Aparentemente son acciones que solo incrementan los problemas y las fricciones, y alejan cada vez más la posibilidad de que los palestinos puedan tener su propio país.

Pero hay cosas que no me cuadran.

Por ejemplo: en México vivimos entre 50 y 60 mil judíos. Se nos llama “mexicanos”, no “colonos”. Jamás he visto a ningún funcionario del gobierno mexicano quejarse de que “la presencia judía en la zona poniente de la Ciudad de México lesiona la soberanía nacional”. Jamás he escuchado que la ONU, la Unión Europea o John Kerry hagan una opereta cuando se anuncia que una empresa constructora judía va a levantar una nueva torre de condominios que, seguramente, será habitada por judíos.

Vamos, hasta suena irracional lo que estoy diciendo.

“Oh, pero es que son situaciones muy diferentes…”. Sí. Seguro que lo son, empezando por el simple detalle de que México e Israel tienen una excelente relación bilateral, sin problemas diplomáticos de ninguna índole, y la pacífica estabilidad con la que interactúan como países permite que los judíos que vivimos aquí y somos mexicanos podamos hacerlo y serlo con toda normalidad. Y yo pregunto: ¿No se supone que eso es lo que se pretende lograr entre Israel y el eventual Estado palestino? ¿No se supone que el objetivo es la paz y la relación normal entre los dos países?

Si en México vivimos 50 mil judíos y eso no es un problema, si en Estados Unidos viven casi 6 millones de judíos y eso tampoco es un problema, si en Francia viven casi medio millón de judíos y eso tampoco es un problema, si en Brasil, Australia y Alemania viven más de cien mil judíos y eso tampoco es problema, si en Argentina y Canadá viven casi 400 mil judíos y tampoco es problema, ¿por qué tiene que ser un problema que los colonos judíos vivan en Cisjordania?

¿De verdad no se puede llegar a un arreglo entre Israel y Palestina en donde esos colonos se puedan quedar donde están viviendo?

No. No se puede. Seamos honestos. ¿Por qué? Simple: porque los palestinos los van a querer matar. Por eso y nada más por eso. Y volvemos a los datos curiosos: Israel da por sentado que, aún en el marco de un arreglo con los palestinos, más de un millón y medio de árabes seguirá viviendo en Israel. Incluso, en un absurdo gesto, los palestinos exigen que se le permita a millones de palestinos “regresar” a Israel (es ilógico: quieren su propio país, pero quieren que sus ciudadanos se vayan a otro país).

¿Qué pasaría si Israel dijera algo así como “está bien, yo retiro a mis colonos de Cisjordania, pero ese mismo día expulso a todos los árabes de Israel”? Habría un escándalo mundial. Israel sería acusado inmediatamente de violaciones a los Derechos Humanos y de crímenes gravísimos.

¿Qué pasaría si Israel dijera algo así como “está bien, yo retiro a mis colonos de Cisjordania, pero ese mismo día expulso a todos los árabes de Israel”? Habría un escándalo mundial. Israel sería acusado inmediatamente de violaciones a los Derechos Humanos y de crímenes gravísimos.

Pero entonces pregunto ¿por qué a los palestinos no se les acusa de algo similar?

Mahmud Abbas y cualquier cantidad de funcionarios palestinos han dicho, sin recato alguno, que el Estado palestino debe estar “Libre de judíos”. Así, judenrein, en terminología nazi clásica.

Se trata de un proyecto de nación abiertamente racista y xenófobo, basado en que un grupo de gente no puede ser parte del país y debe ser expulsado.

Cincuenta mil judíos son mexicanos; casi seis millones de judíos son estadounidenses; etcétera. ¿Por qué esos judíos de los asentamientos no pueden ser palestinos? Porque no. El palestino es un proyecto donde el judío debe ser excluido porque es judío.

Se trata de un severo problema y defecto de comprensión histórica, porque la identidad palestina original —es decir, la que se mantuvo vigente hasta el desmantelamiento del Mandato Británico de Palestina en 1948— era compartida por árabes y judíos. Es decir, en la provincia de Palestina, desde que fue llamada así por el emperador Adriano en el año 135, nunca hubo una diferenciación entre “árabes palestinos” por un lado y “judíos” por el otro. Todos eran palestinos.

En términos estrictamente históricos, los judíos que fundaron el Estado de Israel en 1948 eran palestinos. No más, pero tampoco menos, que los integrantes del hoy llamado “pueblo palestino”. Pero no: el proyecto de un Estado palestino ya se definió como racista y judeófobo, y nadie que sea judío tiene cabida allí por el simple hecho de ser judío.

Lo más grotesco es el cinismo con el que Europa y Estados Unidos aceptan esto como normal y, peor aún, como el camino hacia la paz. Por eso, un judío más en la zona se convierte en un estorbo para la paz, en una agresión para los pobres palestinos a quienes no dejamos ser racistas ni xenófobos, y entonces hay que hacer un drama mundial para recordarnos a los judíos que nadie nos quiere, y nadie tiene por qué querernos. Que ni siquiera en nuestra tierra histórica podemos tener el derecho a vivir.

Cierto, los colonos israelíes pueden llegar a ser muy agresivos. También ellos provocan muchos problemas. Pero si los judíos en muchos países del mundo nos hemos podido adaptar a nuestra nacionalidad y desenvolvernos de manera normal, ¿acaso ellos no pueden hacerlo?

La molesta realidad es que la solución pasa, obligadamente, por normalizar la situación. Y normalizar la situación significa que, así como Israel asume que en su territorio viven y vivirán muchos árabes con nacionalidad israelí, los palestinos deberían asumir que en su territorio podrían y deberían vivir muchos judíos con nacionalidad palestina. Pero no. ¿Judíos en Palestina? No. Los palestinos ya dijeron que de ninguna manera.

Dejémonos de tonterías. El problema no son los asentamientos judíos en Cisjordania. El problema es la política palestina abiertamente racista y antijudía. Solo en esa lógica se entiende que los asentamientos sean un estorbo en las negociaciones. Solo en esa lógica se entiende que la presencia de judíos en la zona genere fricciones.

La postura de la Unión Europea y de la administración Obama es repugnante. Lo que deberían hacer es exigirles a los palestinos que se dejen de tonterías y simplemente admitan a los colonos como ciudadanos palestinos. ¿Demasiado pedir? Es cierto. Es obvio que es algo iluso. Pero, por favor, díganme: ¿Por qué es iluso? ¿Porque el problema está en que el proyecto palestino es racista? ¿O porque el problema está en que los colonos son judíos?

Así está el planeta, querido lector. De cabeza. Lamentablemente, en la mentalidad de mucha gente todavía existe la profunda convicción de que un judío agrede con su simple presencia, ofende por el hecho de estar allí, arruina la vida (Abbas acaba de decir que también el medio ambiente) por el puro hecho de ser judío.

Helo allí: el palestino es el único proyecto actual al que se le permite —y se le aplaude— estructurarse con los parámetros del nazismo. Aunque usted no lo crea.

Fuente: Enlace Judío (México)

El mito de los asentamientos judíos: desenmascarando un proyecto ...

 

Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

“Por qué defiendo a Israel”

pilar“Por qué defiendo a Israel”: Entrevista exclusiva a Pilar Rahola

Por Enlace Judío México

Pilar Rahola visitó México y Enlace Judío cubrió sus conferencias y encuentros. También tuvimos la oportunidad de entrevistar a la periodista y activista catalana, defensora ” de hueso colorado” de Israel.

Enlace Judío: Bienvenida, sabemos que no pudiste venir en agosto por el fallecimiento de tu padre. Lo sentimos mucho, sabemos que tu padre tuvo mucha influencia sobre ti.
¿Qué nos puedes decir de su influencia en referencia a Israel?

Pilar Rahola: Mis padres ambos, son muy importantes en mi vida, somos de una familia muy solida, tenemos una red de cariño y de apoyo muy importante, sabemos que siempre estaremos uno para el otro .

Mi padre era un patriarca, una persona muy culta, muy tímida; no le gustaba demasiado la gente pero a mí me enseñó valores que nunca olvidaré. Considero que la educación que yo recibí por parte de él es aquella que me ha hecho como persona. Mi padre murió a los 88 años, era un hombre muy brillante con mucha luz, una persona realmente buena. Yo soy una persona que me llevo muy mal con la muerte, no la acepto, no la entiendo, no me gusta, yo no estaba preparada para una muerte tan cercana. Aun no he hecho el proceso del duelo, sigo en la negación.

EJ: ¿Te informó acerca de la persecución a los judíos?

PR: Yo vengo de una familia muy golpeada por la dictadura franquista , muy implicada con los derechos de la República y de Cataluña. mi tío abuelo “fue” la primera sentencia a muerte que Francisco Franco firmó.
Él mato a mucha gente sin juicio, en las esquinas; sin embargo, mi tío abuelo era un intelectual y le hicieron un juicio militar; a él lo mataron por un articulo a favor de la paz, lo mataron como mensaje a los Republicanos y quien se oponía al régimen. Mi familia sufrió exilio, perdió sus propiedades .

Es evidente que yo viví en propia carne lo que significa el fascismo, mi padre que había vivido el fascismo odiaba profundamente todo lo que conllevaba. La cara mas monstruosa del fascismo era el nazismo; entonces en una España donde nadie hablaba del Holocausto, en mi casa si se hablaba.

Yo supe antes sobre el Holocausto que sobre la existencia de los judíos, mi conciencia se formo antes en contra del odio que por las víctimas. Todo el tema israelí y judío lo descubrí mas tarde , mediante los libros, la universidad y los viajes a Israel.

En ese comedor de casa, mi padre tuvo la intención de mostrarnos como el nazismo o el fascismo podían llegar incluso a la industria del exterminio humano.

EJ: ¿Tienes una teoría propia acerca del odio a los judíos y a Israel?

PR: Lo primero que forja el antisemitismo es la lucha por la identidad del pueblo judío, un pueblo que decide mantenerse con su propia identidad, un pueblo que no acepta al dominador; el judío se mantiene judío con sus tradiciones y costumbres, se vuelve una persona sospechosa para las personas del poder.

No habría antisemitismo si no existiera esta unión de judíos, esto hace que sea el sospechoso universal. Segundo es un pueblo leído, el pueblo del libro, y en todo lo largo de la Edad Media no hay nada mas sospechoso que los libros. La híper valorización de la cultura que hace la identidad judía también marca el odio de las dictaduras totalitarias, pues las dictaduras odian La Cultura.

Además, el hecho de que los judíos son los inventores del network en la edad medieval, ellos deben de hacer el network social porque deben de defenderse de las sociedades en las que viven, el judío se interrelaciona con los demás, esto deriva a un trabajo que le trae riqueza y por ende vuelve al judío en un bocado mucho mas apetitoso.

Yo creo que le judío es el perfecto estigma, lo tiene todo, el culpable siempre es el judío.

EJ: En México todo mundo te conoce. ¿Qué relación tienes con nuestra comunidad?

PR: Tengo buenos amigos, también un cariño especial por Renee de Tribuna Israelita, ya que vivimos muchas batallas, especialmente en el mundo de la opinión. También porque la comunidad judía de México es muy activa, te lee, te busca te piden entonces es una interrelación muy intensa.

Yo creo que mi relación con el pueblo judío es sumamente intensa y a la vez, suficientemente lejana. Yo no defiendo a los judíos: yo me encuentro con los judíos cuando lucho en contra del perjuicio, es distinto. Mi ítem de la vida es un mundo donde no existan las víctimas, sean mujeres o homosexuales.

Lo que pasa es que los judíos siempre se encuentran en este punto; hoy en día se encuentran aquí debido al odio de los totalitaristas islamistas. El judío es el primer enemigo de todos los totalitarismos, el judío como condición sea tu víctima, tu defensa; es por eso que yo he tenido la suerte de conocer a judíos de todas partes del mundo.

Es aquí donde entiendes la relación entre la religión, la sociedad, y la forma de relacionarse con la gente de los judíos. He aprendido mucho, me siento judía cuando atacan a los judíos, me siento mujer musulmana cuando atacan o lapidan a una chica en Teherán.

Mi objetivo mi causa es la víctima y no hay duda que hoy en día el pueblo judío sigue siendo la víctima.

EJ: Los palestinos …¿son víctimas?

PR: En el mundo hay muchas víctimas pero el pueblo judío como pueblo es la definición de la víctima.
Los palestinos también son víctimas pero no de quien dicen, ellos son víctimas de la locura islamista. El primer enemigo de los islamistas fue Yaser Arafat que los condenó a una guerra permanente, los educó en el odio, no les dio una opción ni oportunidad de crear un Estado. Viene de una familia con antecedentes antisemitas, fue a matar judíos en Croacia y en Bosnia.

Los palestinos son víctimas del anhelo y ambición de Jordania y de su política; a partir de ese momento siempre han sido víctimas. Nunca han tenido una nacionalidad, siempre han sido el testimonio vivo de una guerra permanente contra Israel. El palestino nace en los campos de refugiados de Siria, se forjan a partir del odio.

Ser palestino sólo una cosa, es estar en contra de Israel en todas sus variedades.
Ellos tendrán que reinventarse pronto para que sea posible crear una nacionalidad, ninguna identidad se cuaja en el odio. Son víctimas de sus dirigentes.

EJ: ¿Qué pasa con Abbas?

PR: Abbas es comparado con los líderes de Hamas, su tesis doctoral trató del blanqueamiento del Holocausto. Abbas puede ser el hombre con vocación de estadista que nos puede llevar hacia la paz, pero creo que aún no manda, tiene muy poca influencia y por lo tanto mientras tengamos un problema llamado el yihadismo, la paz no va a lograrse.

EJ: ¿Qué precio has tenido que pagar por defender a Israel?

PR: Yo no pienso en esos términos; aun así, si tuviera que pensarlo te diría que desprestigio.
Te lanzan el concepto sionista como si fuera un insulto: primero, la gente nunca entiende que el sionismo nace de una idea socialista y segundo, no soy sionista porque no soy israelí.

Tienes ataques que no tendrías que tener, gente que te expulsa del “paraíso de la bondad” porque estas defendiendo a los malos, de ves en cuando sufres amenazas que se resuelve con un poco mas de seguridad.

La única opción que se tiene es tener miedo, pero moderado, para que no te paralice.

EJ:¿Quiénes son los malos?

PR: Los antisemitas, los antiisraelís, los islamistas, los yihadistas, los que desprecian al pueblo judío, los que nunca tienen suficiente, los que odian a Israel.

Es curioso que las dos democracias mas fuertes del mundo y que han sufrido los peores atentados de la humanidad, sean los mas odiados por la izquierda.

Cuando estuve en Puerto Alegre, con todo el calor del mundo, llegué y pedí una coca cola fresca- y el organizador y me dice que en ese lugar no toman bebida de los colonizadores. Le pregunté si había llegado con patineta, porque los motores de los aviones están hechos en lo Estados Unidos. Bueno, éste es un ejemplo de la ignorancia y de lo absurdo de las personas que debaten en contra de Israel y de los Americanos.

EJ: ¿Aun así, hace poco, escribiste “Israel, mal camino”. Algo te indignó acerca de la política Israel?

PR: Sí, la Ley del Estado judío. Yo quebré un principio mío y es el no opinar sobre la política israelí. Pero esta ley me preocupa profundamente. Cuando decimos que Israel se encuentra del lado moral, nos referimos a los conceptos democráticos que tienen que ver con la pluralidad y la falta de discriminación. Todos los conceptos de una democracia israelí que ya lo es. A mí, me parece que esta ley es una pésima bandera de imagen que además no hacia falta: Israel ya es un Estado Judío, para qué meterse en este lío que afecta a la conciencia europea de forma muy sensible.

No hace falta que Israel sea el Estado Judío, no en lo términos en los que se plantean.

EJ: ¿Que te parece la actuación de Netanyahu?

PR: Yo no opino sobre los presidentes de gobierno porque me parece que tienen mucho a matices y es muy difícil opinar. Ser presidente de Israel es estar en la diana del mundo, tienen una presión mundial impresionante. Es un milagro poder gobernar una democracia sobre esta base.

EJ: ¿Quién es tu dirigente israelí favorito?

PR: Ehud Barak pero creo que se equivocó mucho, creo que Ariel Sharon fue un tipo con una visión lejana importante, un hombre de guerra pero también de paz. Un hombre eficaz en la guerra pero un hombre con mirada hacia la paz.

Netanyahu me parece muy brillante, pero lo que hace no me gusta.

Ser presidente de Israel no es cualquier cosa. Que gestionen una democracia con muertes con conflictos, con millones de personas que quieren destruirte.

EJ: España acaba de votar de reconocimiento del Estado Palestino. ¿Qué opinas de esta moción?

PR: Me parece horrorosa. Yo estoy a favor del Estado Palestino, sin ninguna duda; pero es necesario que se crea el Estado palestino, con ayuda de Israel. Todo pueblo necesita un Estado propio. Pero el tratar de reconocer a un estado que no reconoce al estado de al lado es demasiado. Yo no puedo reconocer a un país que tenga como misión destruir al país de al lado. Esto es pura propaganda, no sirve para la paz. Lo que ha hecho España es un concurso de tontos.

EJ: ¿Existe el islam moderado?

PR: El islam como religión no es moderado, puede tener una lectura moderada si, uno puede vivir las religiones con tolerancia o no, aun así el Corán no es moderado, para la mujer para las minorías, es un texto elitista que justifica el poder de unos sobre otros
Uno puede interpretar los textos sagrados como lo desee.

Pero es cierto que de las tres religiones monoteístas, la mas intolerante es el Islam, tiene sentido porque es la última y debe de ser la mas radical.

El judaísmo pone al hombre en el centro de interés, es él que debe de mejorarse: eso hace que el judaísmo no sea una religión de dominio, sino de mejora personal. El cristianismo ya es dogmático, el pueblo no discute con D-os. El islam es el peor porque es revelado: no se puede interpretar porque es la palabra de D-os que ha venido a la tierra.

EJ: ¿Estamos en peligro en México?

PR: América Latina se ha convertido en una pista de aterrizaje del chíismo, debido al eje bolivariano. No olvidemos que en AL se dio uno de los atentados mas fuertes, fue un acto de guerra de un país contra el otro.

Estamos en peligro en el mundo, porque la trinchera del yihadismo ya es el mundo.

“Por qué defiendo a Israel”: Entrevista exclusiva a Pilar ...

www.enlacejudio.com/.../mantenerse-como-judios-les-ha-traido-el-odio-...


Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.