• Home
  • Mundo
  • "UNESCO, terrorismo y demonización"

"UNESCO, terrorismo y demonización"


jerusalenantigua

 

"UNESCO, terrorismo y demonización"

¿Quién ha sido la persistente e incansable incitadora de la violencia terrorista en el Monte del Templo y en Halamish de estos criminales actos terroristas?

Este 14 de julio de 2017 en el Monte del Templo, tres terroristas árabes israelíes de Umm Al-Fahm, Muhammad Ahmed Muhammad Jabarin de 29 años, Muhammad Hamad Abdel Latif Jabarin de 19 y Muhammad Ahmed Mafdal Jabarin de 19, asesinaron a dos oficiales drusos israelíes de la policía de fronteras Hayil Satawi de 30 años y Kamil Shnaan de 22 e hirieron a un tercero.

El 21 de julio de 2017 en la ciudad de Halamish, el terrorista palestino Omar al Abed de 19 años asesinó por apuñalamiento a tres israelíes: Yosef Salomon, de 70 años, sus hijos Haya Salomon de 46 años, Elad Salomon de 35 años y la esposa de Yosef Tovah Salomon de 68 años resultó gravemente herida.

¿Quién ha sido la persistente e incansable incitadora de la violencia terrorista en el Monte del Templo y en Halamish de estos criminales actos terroristas?

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura o UNESCO es pretendidamente un organismo de las Naciones Unidas cuyo objetivo es contribuir a la paz y a la seguridad en el mundo mediante la educación, la ciencia, la cultura y las comunicaciones pero la Conferencia General de la UNESCO viene dando sucesivos portazos a la posibilidad de un entendimiento pacífico entre Israel y los palestinos.

La UNESCO ha dado grandes pasos hacia la prolongación eternizada de conflictos, sufrimientos y penurias de los pueblos del medio oriente, desoyendo los insistentes clamores por llegar a un entendimiento legítimo y justo de una Paz auténtica.

Desde hace bastante tiempo, numerosos movimientos y expresiones políticas pro palestinos y anti israelíes se han dedicado a deslegitimar a Israel y a realizar una despiadada campaña para denigrar al único estado democrático del medio oriente.

Estamos así, frente a una nueva e ingeniosa táctica que es la deslegitimación del carácter judío de la Tierra de Israel.

Es vox populi que el Muro de los Lamentos o Hakótel Hama'araví es el sitio más sagrado del judaísmo, es el último vestigio del Templo de Jerusalém. Los restos que aún quedan de él, son de la época de Herodes quien hizo construir grandes muros de contención alrededor del Monte Moriáh, en el año 37 antes de la era común.

Según un informe oficial de la Autoridad Palestina, en un documento oficial que fue preparado por Taha Al—Mutawakel quien es un alto funcionario del Ministerio de la Información de la Autoridad Nacional Palestina proclama al mundo: "el muro “Al Burak” es de propiedad de la Wakf, la organización palestina encargada de cuidar los lugares santos árabes en Jerusalem, es decir que el Muro de los Lamentos pertenece a los palestinos....el muro nunca fue parte del Monte del Templo, pero la tolerancia musulmana permitió a los judíos llorar frente a él y llorar por la destrucción, ningún musulmán tiene el derecho de entregar ni una sola piedra del muro Al Burak o de cualquier otro sitio religioso”. Jerusalem Post

"Los judíos no tienen ningún derecho al Muro occidental o Muro de los Lamentos. La Pared Occidental pertenece a los Musulmanes y es una parte incorporada de la Mezquita Al--Aqsa y el Haram Al--Sharif o el Santuario Noble". Ministerio de la Información de la Autoridad Palestina en Ramallah.

El Consejo Ejecutivo de la Unesco adoptó una resolución en la que se niega todo vínculo entre el Monte del Templo de Jerusalén y el judaísmo, limitándose a considerarlo un lugar de culto musulmán.

La Tumba de Rajel es otro lugar sagrado para el judaísmo, situado entre la ciudad de Belén y un barrio de Jerusalem, Gilo. Cuando nuestra matriarca Rajel fallece, fue sepultada en el camino a Belén, donde su esposo Jacob construyó un recordatorio sobre su sepulcro.

La Tumba de los Patriarcas es el centro espiritual de la antigua ciudad bíblica de Hebrón en Judea. El lugar se denomina Me-arat Hamajpelah y contiene las tumbas gemelas donde están enterrados Abraham y Sara; Isaac y Rebeca; Jacob y Leah. El judaísmo considera este lugar como el segundo lugar más sagrado después del Muro de los Lamentos, por ser el primer terreno comprado por nuestro patriarca Abraham en la Tierra de Israel.

La UNESCO aprobó por amplia mayoría la iniciativa de los países árabes que los lugares donde están enterrados los patriarcas y las matriarcas del pueblo judío - Abraham, Isaac, Jacob, Sara, Rajel y Leah desde hace unos 4.000 años como patrimonio palestino de la Humanidad y no son parte de la historia judía.

¿Podremos evitar que de aquí en adelante la Tumba de los Patriarcas en Hebrón será la Mezquita de Ibrahim y la Tumba de Rajel se denominará definitivamente la Mezquita de Bilal bin Rabah? ¿Que serán solo mezquitas y parte integrante del patrimonio cultural del Islam?

Nuestro Estado de Israel está siendo objeto de una campaña mundial de demonización o satanización mediante acciones de desinformación y deformaciones falsas y fraudulentas de la realidad, llevada a cabo por gobiernos, organizaciones internacionales y medios masivos de difusión con la clara intención de deslegitimar al único país democrático de la región.

Esta demonización consiste fundamentalmente en juzgar al Estado de Israel y a sus fuerzas de defensa, con parámetros inquisitorios y descalificativos que no utilizan con otras naciones y ejércitos del mundo en similares circunstancias.

Con el deseo ansiado y no disimulado de desmantelar el Estado judío y democrático de Israel y reemplazarlo por una republiqueta islámica más, en este salvaje Medio Oriente.

Dice el pensador Pierre-André Taguieff: “Israel es la encarnación de Occidente para los anti occidentales, del imperialismo para los antiimperialistas, del infiel para los islamistas, del racismo para los pro palestinos. Sobre este país se acumulan los estereotipos negativos. Es percibido como el Estado que sobra, que debería desaparecer para que la humanidad quedara libre del Mal. Este trato, absolutamente demonizador, es exclusivo para Israel"

¿Quién ha sido la persistente e incansable incitadora de la violencia terrorista en el Monte del Templo y en Halamish de estos criminales actos terroristas?

La incitación de la UNESCO, el terrorismo islámico y la demonización de Israel es un verdadero cóctel explosivo pero indefectiblemente:

¡ISRAEL TRIUNFARÁ!

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.