• Home

"No se puede dejar el mundo tal y como está"

¿Qué es ser hoy "luz para las naciones"?
"No se puede dejar el mundo tal y como está", nos decía Janusz Korczak

guiditoCon la globalización mundial y el explosivo desarrollo económico actual se han incrementado sin precedentes históricos el desarrollo de nuevas tecnologías donde el dinero y las mercancías interactúan de manera tal que afectan profundamente las vidas de todos los habitantes del planeta.

Hoy, en lugar de que trabajemos mancomunadamente por un orden social más justo en la sociedad, la gran mayoría de nosotros los seres humanos, apenas sobrevivimos abrumados por sentimientos de pesimismo, frustración, egoísmo, materialismo y hedonismo, que nos impide enfrentar estas injusticias que ensombrecen nuestra vida y la de los demás.

"No puede haber una sociedad floreciente y feliz si la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados" Adam Smith "La Riqueza de las Naciones"

"No se puede dejar el mundo tal y como está" Henryk Goldszmit-Janusz Korczak

Tikún olam o תיקון עולם es una frase en hebreo que significa "reparar el mundo", son las palabras claves que explican con claridad el concepto judío de justicia social y para poder reparar este mundo que vivimos, se nos impone un gran desafío como seres humanos: el honroso legado de ser "una luz para las naciones"

¿Qué es ser hoy "luz para las naciones"?

Ser “luz para las naciones” es oponernos activamente a las injusticias que percibimos en nuestra rutina cotidiana, es trabajar incansablemente por la justicia social desde nuestras imperfecciones y debilidades, es atrevernos desde nuestros humildes lugares a hacer de este mundo un lugar realmente digno de ser vivido.

Querido Lector: Tu estás pleno de sueños, tu ser rebasa de talentos y estoy seguro de que deseas modificar muchas cosas que no te agradan en tu entorno y en el de aquellos seres a los que tanto amas y por eso te digo: Aprovecha el momento, Vive el momento, Aprovecha la oportunidad y no esperes a mañana, porque puede ocurrir que mañana la oportunidad ya no exista.

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Para esclarecer a los confusos e informar a los desinformados

sionofobia1¿Por qué escribo? ¿Para qué escribo? ¿Para quién escribo?

Para esclarecer a los confusos e informar a los desinformados

En los últimos tiempos ocurren hechos novedosos en este extraño mundo en el que vivimos, aparecieron nuevas y maravillosas tecnologías que pueden ser utilizados para el bien de la humanidad o para difundir mentiras y calumnias. Hoy, todos somos testigos conscientes de los incrementados y demoledores ataques mediáticos a los que está expuesta la causa de Israel y de las comunidades judías del mundo.

Los observamos y lo palpamos en los medios gráficos, televisivos y también en el llamado mundo virtual, en las denominadas redes sociales como “Facebook'”, “Twitter” y “Youtube'”, en los variados sitios de Internet, en los foros y en los blogs. Ataques mediáticos que buscan promover en multitudinarios y desprevenidos públicos, la mentira, el terror, el racismo, la judeofóbia y la sionofobia.

Dichos ataques mediáticos son simples tácticas de una estrategia mayor, están circunscriptos dentro de lo que hoy llamamos la Guerra Mediática, que es un auténtico conflicto bélico donde se utilizan los medios tradicionales, el ciberespacio y las nuevas tecnologías de las comunicaciones como el escenario de esta gran guerra virtual en lugar de los campos de batalla tradicionales.

La herramienta defensivas que se viene utilizando desde hace algún tiempo por ciertos grupos independientes para contrarrestar estos ataques mediáticos, es la denominada Hasbará ("explicación o esclarecimiento")

Estos grupos independientes somos los escritores, comentaristas y blogueros, valerosos ante los ataques externos, comprometidos hasta el tuétano con la justa causa del judaísmo y del sionismo, muñidos con una formación humana, cultural y académica del nivel más profundo.

Actuamos en todos los países del planeta y en el mismo Israel con nuestra humilde herramienta web, nuestro esforzado trabajo voluntario y un compromiso sin igual, emergemos al mundo a través del ancho espacio cibernético para esclarecer a los confusos, informar a los desinformados y defender contra viento y marea la legitimidad del único estado democrático del medio oriente y sus derechos irrenunciables a existir y a realizarse en su hogar nacional en la Tierra de Israel.

Realizamos una doble tarea de Hasbará interna y externa muy necesaria, pues hemos comprendido a través del tiempo que los niveles de desinformación, de ignorancia de las tremendas realidades que nos acosan cotidianamente son moneda corriente entre nuestros hermanos judíos y en la humanidad toda. Una Hasbará que hoy es crítica y vital para todos los públicos del mundo y también dentro del mismo Israel donde muchos medios desinforman y confunden tanto como en lo que nosotros llamamos la Diáspora.

Mi sincera sensación es que muchas de estas batallas de la denominada "guerra mediática" la estamos perdiendo transitoriamente y no es toda la responsabilidad de los dispersos y voluntarios escritores, comentaristas y blogueros del mundo sino porque estamos viviendo complejas épocas donde la judeofobia y zionofobia arrecian activa y violentamente desde los cuatro rincones del planeta y lamentablemente arrastran también a muchos de nuestros hermanos del mundo.

Nuestro elevado compromiso y los muy exiguos recursos materiales nos lleva a batallar de manera cotidiana e incansable pero también dispersa y anárquica a veces con resultados escasos y efímeros.

La situación en esta guerra mediática de hoy en día, es compleja y dificultosa no solo para Israel sino también para las comunidades judías y los ciudadanos dignos y libres del mundo que tienen su destino demasiado unido al de la existencia de Israel aunque “aun no sean tan conscientes de ello”.

¿Por qué escribo? ¿Para qué escribo? ¿Para quién escribo?
Para esclarecer a los confusos, informar a los desinformados y defender la causa de Israel y de las comunidades judías del mundo.

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Miguel de Cervantes, el judío de La Mancha

Cervantes

 

“El judío de La Mancha”

Mi pensamiento recorre ahora esa mitad sur de la vieja España. Esta tierra que desde comienzos de la Edad Media fue habitada por los numerosos descendientes de los originarios hebreos que inmigraban desde el Oriente Medio. Si bien muchos de ellos fueron víctimas de reiteradas expulsiones por no acceder renunciar a su fe, otros tantos trataron de adaptarse a esa sociedad, integrándose y conviviendo como podían con ese hostil mundo circundante, siempre acompañados de los dramáticos avatares que les acarreaba el ser devotos judíos en casa y buenos cristianos frente a la sociedad.

Era el caso de Miguel de Cervantes Saavedra, un personaje más bien enigmático pues debía llevar adelante una doble vida al ser su linaje de origen judío. Como escritor debía componer sus textos de una manera oculta para no quedar al descubierto frente a las amenazas de la Inquisición. Seguramente produjo ese gran milagro de que El Quijote fuera el único libro sospechoso de judaizar de aquellas oscuras épocas que logro eludir las destructivas llamas de la intolerancia.

A pesar de las acostumbradas especulaciones intelectuales está confirmado de que Cervantes era un judío converso y que pudo escribir El Quijote gracias a los eruditos conocimientos de los sagrados libros de los sabios de su pueblo. La semblanza tradicional española lo describe como un cristiano tradicional pero las evidencias más profundas - tanto de su personalidad como de su obra - lo ubican en las antípodas de un "cristiano viejo". No nos olvidemos de que los judíos de la época además de ser personas muy instruidas, intentaban sobrevivir de cualquier manera posible a las persecuciones y cacerías de brujas oficiales, debían eludir nada más y nada menos que la terrible condena a la hoguera.

Cervantes utilizó muy bien esas fuentes judías, que dominaba con precisión, las conocía demasiado bien echando por tierra que no era un cristiano viejo, de que era un judío oculto, un marrano, un pseudo converso. Su libro es el dramático alegato de un hombre desesperado por querer comunicar un mensaje censurado y autocensurado desde su origen, un grito de impotencia, una sombra de tristeza por querer trasmitir una sabiduría no solo prohibida, también demonizada.

Cervantes nos dejó muchas pistas ocultas en El Quijote. En el primer y famoso párrafo de la novela, "En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme..." nos trasmite en esta frase que no está señalando una zona geográfica concreta, nos habla precisamente de esa mancha judía que lo acompaña inexorablemente desde su nacimiento.

La mayor hazaña de Cervantes no fue solo escribir El Quijote, fue salvarlo de las hogueras de la Inquisición, utilizando sus profundos y abundantes conocimientos de cábala para trasmitirnos en forma oculta un mensaje que sigue vigente hasta el día de hoy. Su gran logro fue escribir "un libro oculto" que consiguió burlar la censura de los tribunales inquisitorios.

Aunque el nos dijo que "la libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos" Cervantes no fue libre pues nos tuvo que escribir en forma oculta y figurada para que él y su obra no hayan ido a parar a la gran hoguera, por ese tan grave delito de judaizar.

Si no soy yo ¿quién?, si no es ahora ¿cuándo?
si es solo para mí, ¿de qué sirve? (Hillel)

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Los Vengadores Judios

vengadoresjudios¿Ojo por ojo, diente por diente?

Los Vengadores Judíos
por Paúl Lustgarten

En mayo de 1926 es asesinado en Paris, por Shalom Shvarzbard, el pogromchik Ucraniano Symon Petlura cuyas huestes asesinaron a miles de judíos en la primera guerra mundial. En febrero de 1936 el gauleiter de Suiza Wilhelm Gustloff es asesinado en, Davos, por David Frankfurter, estudiante judío de medicina. (El gran escritor judío Emil Ludvig escribió una obra que se titula “El Crimen de Davos”). Gustloff, designado personalmente por Hitler para afiliar a unos trecientos mil alemanes que vivían en Suiza al partido Nazi se ocupaba además de publicar artículos antisemitas en periódicos Suizos así como difamar al pueblo judío.El 7 de noviembre de 1938 Hershel Grynschpan, de 17 años de edad, asesina al tercer secretario de la embajada alemana en Paris, Ernst von Rath desatando con ese evento la noche de los cristales rotos.

El primer intento de venganza de los judíos después de la SGM (segunda guerra mundial) fue realizado por Abba Kovner y un grupo de partisanos que vivieron en carne propia todos los horrores nazis en sus pueblos y que perdieron parte o toda su familia en manos de los nazis.El primero de setiembre de 1941 los alemanes se enfrentaron por vez primera con la resistencia judía en las calles de Vilna con los partisanos formados por Kovner quien había nacido en Sebastopol (Rusia) el 14 de marzo de 1918 y murió en Israel en setiembre de 1987. Fue poeta y miembro de la resistencia más radical durante y después de la SGM.Finalizada la guerra, el acérrimo sentimiento antigermánico de Kovner no se extinguió. Estaba convencido de que los aliados no tenían intención sincera para castigar a los nazis lo que resultó ser una realidad. Los juicios de Nuremberg fueron solo un toque a la bandera.

El fiscal acusador por los EU, en esos juicios, dijo que había suficiente evidencias para ahorcar a la mitad de alemanes.Kovner viajo a Palestina donde formó un selecto grupo de comandos judíos llamados NAKAM (venganza) cuyo objetivo era asesinar nada menos que 6 millones de alemanes sin importa edad, condición o sexo, aplicando la ley del talión, con la premisa de que todo alemán era culpable. Pretendía demostrar al mundo que asesinar judíos iba tener terribles consecuencias para quienes lo hicieran. Para realizar sus planes Kovner precisa una gran cantidad de veneno para emponzoñar las aguas de Nuremberg, Munich, Hamburgo y Berlín, ciudades emblemáticas del nazismo.El cuartel general del grupo se establece en Paris. Kovner revela solo el plan A a tres oficiales del HAGANAH quienes le niegan su apoyo. Ese plan A consistía en el envenenamiento de varias ciudades alemanas y el plan B que se centraría en los prisioneros de las SS retenidos por los aliados en campos de prisioneros donde se envenenaría el pan que se les proporcionaba.

Los líderes sionistas tienen ahora una prioridad distinta; la creación de un estado judío en Palestina. El día de la venganza se pospone una y otra vez. Kovner habla con Haim Weizman, futuro primer presidente de Israel a quien solo le expone el plan B. Este le recomienda un químico a ser usado en dicho plan. El 14 de diciembre de 1945 el jefe de los vengadores viaja en un barco rumbo a Francia. El veneno va en potes de leche condensada. Poco antes de llegar a Tolón cuatro de los cinco miembros del equipo son llamados por el capitán mientras que el quinto miembro se deshace del veneno arrojándolo por la borda. Los jefes deciden entonces llevar a cabo el plan B. En el campo de prisioneros cerca de Nuremberg se concentraban cerca de 15000 antiguos miembros de las SS. El pan que se hace cada día en una panadería alemana es el único alimento no suministrado por el ejército estadounidense.

Continuar leyendo

"Ser judío no es un crimen" Hershl Grynszpan

HerschelGrynszpanLa historia de Hershl Grynszpan y la "Kristallnajt"

por Charles Papiernik

En 1938, yo militaba en la Juventud Socialista, que formaba parte del partido S.F.L.O. y del Movimiento Socialista "Bund" de París. En su sede teníamos reuniones políticas, culturales y sociales.

Los domingos por la mañana salíamos a vender "Le Populaire", órgano central del Partido Socialista francés, y también recaudábamos dinero para ayudar a la República Española. Por la tarde organizábamos actos culturales y reuniones bailables. Siempre contábamos con una nutrida concurrencia, y lo pasábamos muy bien.

Allí conocí a Herszl Grynszpan. Era un joven simpático e inquieto, colaboraba asiduamente en nuestras actividades culturales. Solía hablarnos sobre Alemania y su familia. Sus padres habían hecho todo lo posible para que emigrara. Allí no podía estudiar ni trabajar. Todo se había hecho muy difícil.
Al llegar a París, se había alojado en casa de su tío Abraham, quien lo trataba bien, pero eran muy diferentes y no congeniaban. En cambio con nosotros se sentía muy bien y se había hecho de muchos amigos.
A veces íbamos juntos al cine, al teatro o simplemente a caminar y entonces era cuando me relataba dolorosas experiencias de su país, donde los judíos temían por su vida, la que, por otra parte, se les había hecho insoportable.
Salvo por la preocupación que tenía por sus padres, quienes habían quedado a merced de los nazis, él vivía contento y feliz en Paris. Participaba de la venta de "Le Populaire" y en la recaudación de fondos para la República Española.

El 5 de noviembre nuestro local estaba lleno de jóvenes. Ese día íbamos a tratar sobre la situación de los 17.000 judíos forzados a permanecer en tierra de nadie, en Alemania y Polonia, sin alimentos ni reparo, en días de lluvia, y que además, habían sido despojados de su ciudadanía polaca, por Joseph Beck, el muy antisemita Ministro de Exterior de Polonia.
Herszl llegó muy nervioso y, dijo que necesitaba hablar conmigo. Le pedí que me esperara diez o quince minutos, porque justo en ese momento me estaban llamando para hablar en la reunión, y le prometí que luego conversaríamos tranquilamente todo el tiempo que él quisiese. Me contestó que no podía esperar y, llorando, me contó que en Zboszyn, donde estaban sus padres, llovía, que ellos estaban muy mal, enfermos, que no podía soportarlo, que debía hacer algo, reaccionar de algún modo.
Le insistí que me esperara algunos minutos, le dije que el público estaba esperando que yo hablara, que luego hablaríamos todo el resto de la tarde,si él así lo quería. Me pareció que se tranquilizaba y estuve casi seguro que me esperaría.
Pero cuando terminó mi intervención, Herszl ya no estaba. Lo buscamos, lo esperamos, pero ya no volvimos a verlo.
Al día siguiente, en los diarios de la tarde, su fotografía ocupaba la primera plana, junto con la noticia del atentado en grandes letras.

Hershl Grynszpan, de diecisiete años de edad, había recibido una carta de sus padres, en la que le comunicaban que ellos y su hermana se encontraban en una situación, que los conduciría inevitablemente a la muerte.

Sin poder hacer nada para sacarlos de ese infierno, Hershl quizo al menos sacudir la conciencia del mundo que, sordo y ciego, en relación a este hecho criminal, festejaba el pacto de Munich, creyendo además, Francia que se encuentraba protegida por la línea Maginot.
El 6 de noviembre de 1938, Hershl compró un arma , se dirigió a la embajada alemana, solicitó ser atendido por el Embajador y, al recibirlo el secretario Ernest Von Rath, creyendo que era aquél, le disparó cinco tiros, acertando dos, e hiriéndole de gravedad, lo que unos días más tarde, le producirá la muerte.

Continuar leyendo

Desafiando a Amalek

logoidentidades

 

Hamán, Amalek, el pueblo de Mordejai y el Estado de Israel

En mi no tan lejana infancia, me contaba mi abuelo (que le había dicho su padre) que un tal Amalek siempre está presente en cada generación para destruirnos y que en Purim es permitido beber hasta llegar a un estado de conciencia tal, donde no sepamos distinguir entre Mordejai y Hamán.

Pero, ¿Quién es ese Hamán? ¿Quién es ese Amalek? ¿Dónde se encuentra hoy en día ese pueblo de Mordejai? ¿Y ese Estado de Israel?

Hoy, ya casi instalado en mi adulta edad y sin tomar una sola gota de cerveza light desde hace tiempo, tengo una curiosa tendencia a confundir en mi mente a Hamán y a Amalek. No así a ese pueblo de Mordejai y al Estado de Israel. ¿Sueños? ¿Fantasías? ¿Realidades?

¿Quién es ese Hamán?

En la Persia imperial de Ajashverosh, hace más de 2.500 años, se echó la suerte para determinar el día en que se exterminaría a todos los judíos del reino, dispersos en sus 127 países. "Un pueblo disgregado y disperso en el mundo, que la ley del rey no cumple..." fueron más o menos las palabras del intolerante de turno.

El Rey Ajashverosh nombró a uno de sus ministros, de nombre Hamán, como el más importante de los ministros. Un día convenció Hamán a Ajashverosh de exterminar a todo el pueblo de Mordejai, el pueblo judío. Haman pensó hacerlo el 13 de Adar con el permiso del rey y sucedió lo contrario.

“Pues Hamán, proyectó contra los judíos destruirlos, y echó un pur, esto es, el sorteo - para consumirlos y destruirlos... Por eso, ellos llamaron a estos días "Purím", por el pur...”
- Libro de Ester 9:24-26

¿Quién es ese Amalek?

Amalek siempre representó el odio profundo y arraigado, el odio gratuito e irracional, el odio sin motivos específicos y prácticos, el odio que renuncia a beneficios a cambio, el odio por el odio mismo, el odio hasta el fin, el odio absoluto.

¿Dónde se encuentra hoy en día ese pueblo de Mordejai?

Hoy es más necesario que nunca, asumirnos como judíos conscientes y orgullosos de nuestra condición y conducirnos de acuerdo a nuestros valores y a nuestra cultura y así trasmitírselos a nuestros descendientes.

Es vital continuar aportando como simples seres humanos a esta necesitada humanidad de nuestras mejores energías, ideales, talentos y creatividad y unirnos sin tapujos y excusas a todas las causas justas y a todas las personas de buena voluntad.

¿Y ese Estado de Israel?

El Israel actual no puede ser derrotado y aniquilado porque esto significaría lisa y llanamente perder definitivamente el derecho a la existencia de un Estado Judío y Democrático, que sería irrecuperable no solo para nosotros sino para la causa de una humanidad más digna y humana.

El pensamiento perverso de Hamán lo llevó a su propia destrucción: en ese mismo día los judíos pelearon contra sus enemigos, en esas circunstancias, el pueblo entero aunó esfuerzos, apartó la desgracia y se sobrepuso al enemigo que pretendía "lehashmid, laharog ul-abed" ("exterminar, quitar la vida y llevar a la perdición").

Yo tengo la absoluta certeza que el pueblo de Mordejai y el Estado de Israel, aunarán esfuerzos, apartará la desgracia y se sobrepondrán a Hamán y a Amalek que pretenden "lehashmid, laharog ul-abed" ("exterminar, quitar la vida y llevar a la perdición").

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Visitar la Europa judía

cracovia1

 

Hola Diana Wang:

Mi hijo David acaba de volver de un viaje a Polonia y Praga realizado con otros jóvenes para mantener viva la memoria de la Shoah. Ha vuelto muy conmovido y movilizado por esta fuerte experiencia y por esto quiero publicar sus vivencias para que puedan ser trasmitida a otros jóvenes que desconocen estos eventos. Quiero solicitarte alguna reflexión tuya sobre este tipo de experiencias para esclarecer mejor sobre la importancia de la memoria. Desde ya muy agradecido. Un gran abrazo. Guido Maisuls. 21/2/17

Visitar la Europa judía | Diana Wang

www.dianawang.net/blog/2017/02/22/883/

Lo que está y lo que ya no está.

Es conmovedor ir y estar en los sitios que fueron judíos durante tantos siglos. Restos de una vida rica, potente, heterogénea, estructuras que hablan de lo que allí hubo, de lo que pasó, pero también de lo que ya no está.

Pisar esos lugares en la vieja Europa, tocar las piedras, oler el aire, caminar los espacios, dejarse cubrir por el denso silencio, nos llena de una especie de mística intangible, de una añoranza con múltiples caras. Uno se queda quieto esperando ver aparecer a un hombre barbado, con traje y sombrero negros, murmurando sus oraciones mientras su cuerpo se bambolea hacia adelante, hacia atrás, en una coreografía ancestral. O quizás se asome por una ventana una mujer con un delantal manchado, las mejillas sonrosadas por tanto atender a su clientela tras el mostrador de su taberna en el cruce de caminos. O tal vez pudiera venir un hombre pobremente vestido, con las manos callosas, sudoroso y llevando una herramienta en sus manos, un martillo tal vez, buscando algún yunque en donde moldear las herraduras que le ha pedido su cliente. O una viejita con una falda larga y ancha, un pañuelo gris cubriendo su cabeza con una cesta llena de huevos que ofrece con un pregón melodioso. O niños con rulos negros y ojos profundos corriendo contra el viento y riendo junto a niñas traviesas y juguetonas con los zapatos embarrados. O un violinista apurado llevando su instrumento al ensayo, o un intelectual cargando pesados libros yendo a dar su clase, o una costurera con el dedal puesto en el dedo mayor o un filósofo mesándose la barba frente a preguntas que no acierta a responder. ¿Dónde quedó ese mundo de tantos millones de personas que alimentaron y enriquecieron a la civilización occidental con su trabajo artesanal, intelectual, comercial, artístico y científico?

Visitar esos lugares es honrar a quienes les dieron sentido y lo llenaron de anhelos, pujanza y realizaciones, es conocer y dejarse contagiarse por aquel florecimiento y aquellas luces. Pero también es advertir, con un golpe artero y sorpresivo, que ya nada de eso está, que cada construcción, cada sinagoga, cada cementerio, cada casa de estudios, son evidencias del tsunami nazi que arrasó con todo, que dejó a la Europa central y del este casi sin judíos, sin sus shtetlaj, sin su cultura, sin sus constantes estímulos y desafíos que tanto enriquecieron al mundo.

Es doloroso ver lo que hubo y ya no está. Pero es imprescindible ir, verlo, enorgullecerse y comprometerse a trabajar para que los hechos genocidas como la Shoá vayan quedando en un pasado vergonzoso de la Humanidad y los que seguimos, miremos al frente y sigamos haciendo el bien.

Por Diana Wang.
22 de Febrero 2017

Visitar la Europa judía | Diana Wang

www.identidades.com.ar

“Hoy más que nunca me siento testigo de la historia”

davidreportajeReportaje a mi hijo David Maisuls

David Maisuls: “Hoy más que nunca me siento testigo de la historia”

Identidades: ¿Porque decidiste realizar este viaje a Polonia y a Praga?

David Maisuls: Mi intención fue conocer en su espacio concreto y real este triste y trágico acontecimiento que le ocurrió a mi pueblo y a toda la humanidad. Siempre me sentí conmovido por toda la información recibida desde mi educación en Argentina y en Israel así como lo percibido en películas, documentales y medios periodísticos pero me faltaba ampliar y profundizar desde lo emocional y vivencial.

Identidades: ¿Con que realidad te encontraste desde el momento que comenzaron a hacer el recorrido por los escenarios marcados por la Shoá?

David Maisuls: Una realidad es tener información trasmitida por otros pero algo muy diferente es ver, palpar, pisar, sentir en su entorno físico los horrores del peor genocidio cometido en la historia de nuestro pueblo y de la humanidad. Intentar aproximarme a sentir el mismo frio, la misma oscuridad, la misma tristeza de las barracas de prisioneros y de los campos de trabajo esclavo, la misma desolación de los pueblitos y ciudades donde desapareció todo vestigio de vida judía me hiere el alma, me trae escalofríos al cuerpo, me inunda de desolación pero me transforma en un ser más consciente y responsable de mi futuro, del futuro de los míos y el de todos.

Identidades: Ahora que estas de nuevo en Buenos Aires ¿Qué reflexión te surge con respecto a tu futuro?

David Maisuls: Luego de ir construyendo mí historia personal con mis experiencias de vida y estudios en Argentina y en Israel, después de haber sido combatiente en las Fuerzas de Defensa de Israel y de haber recorrido los escenarios de la Shoá en Polonia y Praga me siento un testigo de la historia y de la gran tragedia de mi pueblo.

Hoy estoy aquí para vivir una vida autentica y provechosa, para no olvidar, para recordar, para mantener viva la memoria de la Shoá y para que nunca más sea posible una nueva Shoá.

Reportaje realizado a mi hijo David Maisuls por www.identidades.com.ar


Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Visitar la Europa judía

Hola Diana Wang:

Mi hijo David acaba de volver de un viaje a Polonia y Praga realizado con otros jóvenes para mantener viva la memoria de la Shoah. Ha vuelto muy conmovido y movilizado por esta fuerte experiencia y por esto quiero publicar sus vivencias para que puedan ser trasmitida a otros jóvenes que desconocen estos eventos. Quiero solicitarte alguna reflexión tuya sobre este tipo de experiencias para esclarecer mejor sobre la importancia de la memoria. Desde ya muy agradecido. Un gran abrazo. Guido Maisuls. 21/2/17

Visitar la Europa judía | Diana Wang

Lo que está y lo que ya no está.

Es conmovedor ir y estar en los sitios que fueron judíos durante tantos siglos. Restos de una vida rica, potente, heterogénea, estructuras que hablan de lo que allí hubo, de lo que pasó, pero también de lo que ya no está.

Pisar esos lugares en la vieja Europa, tocar las piedras, oler el aire, caminar los espacios, dejarse cubrir por el denso silencio, nos llena de una especie de mística intangible, de una añoranza con múltiples caras. Uno se queda quieto esperando ver aparecer a un hombre barbado, con traje y sombrero negros, murmurando sus oraciones mientras su cuerpo se bambolea hacia adelante, hacia atrás, en una coreografía ancestral. O quizás se asome por una ventana una mujer con un delantal manchado, las mejillas sonrosadas por tanto atender a su clientela tras el mostrador de su taberna en el cruce de caminos. O tal vez pudiera venir un hombre pobremente vestido, con las manos callosas, sudoroso y llevando una herramienta en sus manos, un martillo tal vez, buscando algún yunque en donde moldear las herraduras que le ha pedido su cliente. O una viejita con una falda larga y ancha, un pañuelo gris cubriendo su cabeza con una cesta llena de huevos que ofrece con un pregón melodioso. O niños con rulos negros y ojos profundos corriendo contra el viento y riendo junto a niñas traviesas y juguetonas con los zapatos embarrados. O un violinista apurado llevando su instrumento al ensayo, o un intelectual cargando pesados libros yendo a dar su clase, o una costurera con el dedal puesto en el dedo mayor o un filósofo mesándose la barba frente a preguntas que no acierta a responder. ¿Dónde quedó ese mundo de tantos millones de personas que alimentaron y enriquecieron a la civilización occidental con su trabajo artesanal, intelectual, comercial, artístico y científico?

Visitar esos lugares es honrar a quienes les dieron sentido y lo llenaron de anhelos, pujanza y realizaciones, es conocer y dejarse contagiarse por aquel florecimiento y aquellas luces. Pero también es advertir, con un golpe artero y sorpresivo, que ya nada de eso está, que cada construcción, cada sinagoga, cada cementerio, cada casa de estudios, son evidencias del tsunami nazi que arrasó con todo, que dejó a la Europa central y del este casi sin judíos, sin sus shtetlaj, sin su cultura, sin sus constantes estímulos y desafíos que tanto enriquecieron al mundo.

Es doloroso ver lo que hubo y ya no está. Pero es imprescindible ir, verlo, enorgullecerse y comprometerse a trabajar para que los hechos genocidas como la Shoá vayan quedando en un pasado vergonzoso de la Humanidad y los que seguimos, miremos al frente y sigamos haciendo el bien.

Por Diana Wang.
22 de Febrero 2017

Visitar la Europa judía | Diana Wang

www.identidades.com.ar

La visión mesiánica del Judaísmo

jerusalenantigua

1886-1894 --- A painting from a series of Bible illustrations by James Tissot. --- Image by © Brooklyn Museum/Corbis

Una visión personal del Mesías
Por Guido Maisuls

En los últimos años estamos viviendo una peculiar época en que los judíos de todas partes del mundo somos libres de practicar nuestro judaísmo aunque aún existan algunas excepciones a esta aseveración pues las limitaciones a la libertad más importantes que sufrimos hoy como humanidad son el materialismo consumista del mundo moderno occidental y el fundamentalismo exacerbado vigente en el mundo islámico.

Aunque el judaísmo ortodoxo conserva la creencia de un Mesías personal y forma parte importante en la liturgia, éste no ocupa un rol importante en el pensamiento mayoritario del judío contemporáneo. En el judaísmo actual algunos interpretan al Mesías como un futuro líder y salvador político o militar, otros lo presienten como la llegada de una época de paz y prosperidad y algunos otros creen en el Mesías en términos sionistas como lo sería el actual Estado de Israel.

Incluso, muchos judíos no creen en el Mesías en absoluto, pues la gran mayoría de los pensamientos de nuestra actual sociedad son escépticos al concepto tradicional de la redención mesiánica, aunque se albergue la esperanza de un mundo más justo, pacifico y solidario.

Imaginémonos al Mesías apareciendo repentinamente en el micro centro porteño o en el emblemático Puerto Madero, pensemos por un momento en la visión de un venerable anciano de barbas blancas con una apariencia bondadosa y aclamando al público que ha llegado el momento de la redención.

También imaginémonos que se publiquen en los todos los medios del mundo que se han agotado todos los pasajes aéreos en la totalidad de líneas aéreas comerciales y de bandera, urgentemente demandados por todos los fieles judíos urgidos para trasladarse a Jerusalén.

Entonces ¿Qué o quiénes nos detienen a esperar al Mesías?

En el supuesto caso de que el Mesías llegue, la primera tarea que debería realizar es deshacerse del marketing negativo que lo podría acompañar ya que todo aquel que fue educado en esta sociedad moderna, se siente incómodo con la idea de un ser humano que se convierte espontáneamente en un líder redentor, como estaría destinado a ser el Mesías.

La visión mesiánica del Judaísmo, ¿Quién es el Mesías?

Tradicionalmente el Mesías, representa a un líder judío descendiente directo del Rey David, quien sería ungido para liberar al pueblo judío del exilio diaspórico donde todas las naciones reconocerían a Dios como su Rey soberano e imperaría eternamente la paz y la justicia. La concepción del Mesías y de Era Mesiánica es auténticamente judía y se refiere a un líder humano muy cercano a Dios como lo fue el caso de Moisés.

¿Cómo vendrá el Mesías?

¿Llegaría la redención a través de un ser humano o sería una transformación de la humanidad a un estado de justicia, solidaridad y paz?

“En tiempo del futuro, el Rey Mashiaj se levantará y renovará la dinastía del Rey David, restaurando su soberanía inicial. Él reconstruirá el Beit HaMikdash y reunirá el remanente disperso de Israel. …Y el Señor su Di-s hará retornar sus cautivos y tendrá compasión de ustedes. Él volverá y lo recogerá (de entre todas las naciones)…. aun cuando sus dispersados están en los confines de los cielos, (de allí Di-s los reunirá)…. Di-s lo traerá (a la tierra)…. De Rabí Moshe ben Maimón (Maimónides). Mishné Torá – Leyes de Reyes – Capítulo 11 Ley 1

¿Qué sucederá cuando llegue el Mesías?

“…Con sus espadas forjarán arados y con sus lanzas podaderas. No levantará la espada una nación contra otra ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2,4).

“El lobo morará con el cordero, y el leopardo yacerá con la joven cabra”. Capítulo 12 – Ley 1.

“En este tiempo no habrá hambre ni guerra, no habrá envidia ni competencia, pues las cosas buenas fluirán en abundancia y todos los deleites estarán tan libremente disponibles como el polvo. La ocupación del mundo entero será solamente conocer a Di-s. “Porque el mundo se llenará del conocimiento de Di-s como las aguas cubren la superficie del mar. De Maimonides, Mishné Torá. Capítulo 12 – Ley 5.

¿Cómo sería la vida en la Era del Mesías?

Nosotros, los judíos, nos reuniremos en nuestra Tierra de Israel, nos liberaremos definitivamente de la judeofobia y nos llevaremos de maravilla con la totalidad de los pueblos gentiles.

¿Cómo vendrá el Mesías?

“En el tiempo futuro, el Rey Mashiaj se levantará y renovará la dinastía del Rey David, restaurando su soberanía inicial. Él reconstruirá el Beit HaMikdash y reunirá el remanente disperso de Israel. …Y el Señor su Di-s hará retornar sus cautivos y tendrá compasión de ustedes. Él volverá y lo recogerá (de entre todas las naciones)…. aun cuando sus dispersados están en los confines de los cielos, (de allí Di-s los reunirá)…. Di-s los traerá (a la tierra)… De Maimonides, Mishné Torá – Leyes de Reyes – Capítulo 11 Ley 1.

La visión mesiánica de Carlos Marx

Cuando Marx reveló su visión del mundo y de la historia desde su no creencia ateísta, lo hizo con una profunda fe mesiánica depositada en el hombre y en el proletariado: “Solamente los proletarios, completamente excluidos de todo ejercicio de sus facultades humanas, son capaces de alcanzar una emancipación total, no parcial, haciéndose dueños de todos los medios de producción.”
“Manifiesto del partido comunista”. (1848).

La visión mesiánica de los ateos

De Ludwig Feuerbach en su obra: “La esencia del cristianismo” y desde su no creencia: “El mayor giro de la historia, tendrá lugar cuando el hombre tenga plena conciencia de que su único Dios es el hombre mismo. Homo homini deus!”
“La esencia del cristianismo”. (1841)

La visión mesiánica de los cristianos

La amplia mayoría de los cristianos esperan el segundo advenimiento de Jesucristo, que va a regresar para juzgar al mundo y establecer el Reino de Dios en la Tierra: “La Segunda Venida de Jesucristo será el retorno de Cristo para cumplir las profecías restantes. En su Primera Venida, Jesús fue el siervo sufriente. En su Segunda Venida, Jesús será el Rey conquistador. En su primera venida, Jesús llegó bajo las más humildes circunstancias. En Su Segunda Venida, Jesús vendrá con los ejércitos celestiales a Su lado”.
De Randall Price: “La segunda venida de Cristo está cerca. Pero, ¿dónde será el lugar de Su venida? La Biblia nos dice muy claramente: Israel, respectivamente Jerusalén”.

La visión mesiánica de los hinduistas

Los hinduistas creen en la encarnación o la manifestación del dios Visnú, la cual se llama un avatar (o descenso). De acuerdo con Yaiádeva (siglo XII), el dios Visnú ya ha asumido nueve avatares, con un décimo deberá aparecer dentro de 427.000 años para recomenzar una era dorada.

La visión mesiánica del Islam

El Islam espera al Mahdi o al bien guiado, como el que llevaría al mundo a una era de justicia, el que guiará los creyentes a la Umma o retorno a la creencia y llamará a toda la humanidad a la adoración monoteísta del Islam. Actualmente, hay comentaristas que afirman que ya estamos en los tiempos de la venida de Mahdi e incluso hay otros que afirman ya haber tenido contacto con este Mahdi o Mesías islámico.

¿Vendrá el Mesías?

Moshé Ben Maimón (Rambam) nos decía: “Cualquiera que no crea en esto (el concepto de Mashíaj) o que no espere con gran alborozo la llegada del Mashíaj, no sólo está negando las profecías de todos nuestros profetas, sino que está negando, asimismo, la Torá completa.” (Hiljot Melajim, Cap. II, Halajá Aleph).

Pero, por lo menos: ¿Los Seres humanos seremos capaces de soñar con la siguiente visión?

“…Con sus espadas forjarán arados y con sus lanzas podaderas. No levantará la espada una nación contra otra ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2,4).

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

¿Qué mal le han hecho los judíos a la humanidad?

odio¿Es el antisemitismo una expresión de envidia?

A través de la historia se ha intentado exterminar a los judíos, desde los amalekitas, los asirios, los babilonios, los griegos, los romanos, los persas, los inquisidores españoles, los nazis y ahora en el presente, el Isis, el Hamas, la Hezbollah, el Irán nuclear y todo el amplio espectro del yihadismo islamico.

¿Qué mal, en toda la historia, le han hecho los judíos a la humanidad?

Hoy se escucha en casi todas las grandes ciudades del mundo "Fuera judíos de mi país" “Judíos a la cámara de gas”, “Muerte a los judíos” “Muerte a Israel”. Hoy ser antisemita ya no se percibe como algo reprobable sino como actitud políticamente correcta y atinada.

Como ejemplo, en Francia un 37% de los encuestados expresa abiertamente su odio judeo fóbico, en Alemania lo hace alrededor de un 27%; en Italia un 20%, en Polonia luego que millones de sus judíos fueron masacrados en Auschwitz son un 45% y en Grecia y Hungría sobrepasan el 60%.

La envidia, de acuerdo a las definiciones de la Real Academia Española es la tristeza o pesar por el bien ajeno y el deseo de algo que no se posee.

La vigencia del arquetipo del judío de siempre y que predomina hoy más que nunca en el mundo es el de un individuo de inteligencia aguzada, de una personalidad independiente, con una fuerte inclinación a aprender, con una marcada aspiración a una educación superior y siempre muy dispuesto a intervenir en todas las innovaciones que ofrecen las nuevas épocas.

La envidia se produce como consecuencia de dos tendencias que llevan al individuo a desear lo que no ha logrado tener y a compararse con los demás en diversos aspectos del quehacer humano.

¿Es el antisemitismo una expresión de esta envidia?

El pueblo judío, por su idiosincrasia, a causa de los interminables sufrimientos vivenciados a lo largo de sus mas de 3.300 años de vida, ha logrado atesorar un valioso cúmulo de aprendizaje, adaptación y experiencia que llevan a la práctica en todos los países donde les toca en suerte vivir, desarrollando así un marcados aspectos de pluralidad y tolerancia hacia las demás religiones y aceptando democráticamente a todas las corrientes internas judías ya sean ortodoxas, conservadoras, reformistas y liberales.

¿Es el antisemitismo una expresión de esta envidia?

El Premio Nobel fue concedido a 846 personas, de las cuales unas 194 son judías, un 23% del total de premiados, aunque sean menos del 0,2% de la población mundial.

Del total de premios, los judíos obtienen el 26% en los Nobel de Física, el 27% en Fisiología y Medicina, el 41% en Economía, el 20% en Química, el 12% en Literatura y el 9% en los premios Nobel de la Paz.

Entre los valores más envidiados suelen encontrarse el prestigio, el reconocimiento, el estatus ocupacional, el dinero, el poder, la calidad de vida y las posesiones materiales.

A través de toda la historia los judíos han aportado una dosis de talento vital a la humanidad en todos los campos del quehacer humano: de la cultura, de la literatura, de las artes, del periodismo, de la medicina, de las ciencias, de la filosofía, de la política, de la investigación, de la producción, de los negocios, de las finanzas y del entretenimiento.

"La envidia y el odio van siempre unidos, se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto" Del .Escritor francés Jean de la Bruyere.

¿La envidia es odio encubierto?
¿Cómo hizo Israel para transformarse en una próspera y pujante nación orientada a la innovación, al desarrollo y a la creatividad en forma tan veloz?

Continuar leyendo

Más Artículos...

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.