Discurso del primer ministro Naftali Bennett en el Día de Recordación de los Mártires y Héroes del Holocausto en Yad Vashem

El primer ministro Naftali Bennett en el acto realizado en Yad Vashem. Fotografía: Amos Ben Gershom/GPO

27 de abril de 2022

Discurso del primer ministro Naftali Bennett en el Día de Recordación de los Mártires y Héroes del Holocausto en Yad Vashem

(Comunicado del asesor de medios del primer ministro)

 

Este es el discurso pronunciado esta noche (miércoles 27 de abril de 2022) por el primer ministro Naftali Bennett, en la ceremonia del Día de Recordación de los Mártires y Héroes del Holocausto, en Yad Vashem:

 

“Tengo en mi mano una hoja de testimonio”.

“Para la generación más joven, explicaré que una hoja de testimonio es un formulario oficial creado por Yad Vashem que describe los datos de vida básicos de los judíos asesinados en el Holocausto. Cuándo esta persona nació, a qué se dedicaba, el nombre de sus padres y su familia y cómo fueron asesinados”.

 “Durante décadas, aquellos que completaron estas hojas de testimonio, fueron generalmente miembros de la familia o amigos que podían describir de forma confiable y precisa los datos de esa persona judía que pereció en el Holocausto. Me gustaría leerles los datos de esta hoja de testimonio”.

 

Apellido del asesinado: Reich.

 Nombre: No está en la lista.

 Lugar de nacimiento: Auschwitz.

 Lugar de la muerte: Auschwitz.

 Descripción de las causas de la muerte: Tomada de su madre en Auschwitz..

Edad al morir: Media hora.

Datos de la persona que complete la hoja de testimonio: Madre, Irene Reich.

 

“Hermanos y hermanas, el Holocausto es un acontecimiento que no tiene precedentes en la historia de la humanidad. Me tomo la molestia de decir esto, porque a medida que pasan los años, hay en el mundo cada vez más y más discursos que comparan otros hechos difíciles con el Holocausto. Pero no. Incluso las guerras más difíciles de la actualidad no son el Holocausto y no son comparables al Holocausto”.

 “Ningún suceso en la historia, por más cruel que haya sido, es comparable con el Holocausto, el exterminio de los judíos de Europa por los nazis y sus colaboradores”.

 “Lamentablemente, la historia está colmada de guerras crueles, brutales asesinatos y también genocidios. Pero por lo general, se trata de un medio diseñado para alcanzar un objetivo, algún tipo de expectativa, militar, política, económica, religiosa. El caso del exterminio de los judíos es diferente”.

 “Nunca, en ningún lugar o durante un tiempo, un pueblo ha actuado para destruir a otro de un modo tan planificado, sistemático e indiferente, desde un lugar de absoluta ideología y no con fines utilitarios. Los nazis no mataron a los judíos para apoderarse de sus trabajos o de sus casas. Los nazis buscaban cazar a todos los judíos y exterminar hasta el último de ellos”.

 “Un judío en el Holocausto no tenía forma de escapar. Ninguna forma de rendirse, ningún lugar al cual ser expulsado, ninguna forma de escape por vía de la conversión o el cambio del comportamiento. Nada. Porque el exterminio fue llevado a cabo en función de si eras judío, independientemente de tus actos”.

“Los alemanes no escatimaron esfuerzos para llevar a cabo su tarea. Por ejemplo, en abril de 1944, un equipo especial de la Gestapo fue enviado a lejanas rutas de senderismo en los Alpes franceses, para capturar y asesinar a 20 niños judíos, el más pequeño de sólo cuatro años. Tanta  energía sólo para matar a unos niños”.

 “Al final de la guerra, la Alemania nazi continuó exterminando judíos incluso cuando ello les demandaba energía y recursos de sus esfuerzos en la guerra”.

“¿Qué los llevó a ello? ¿Por qué?”

“El Holocausto es la expresión máxima y absoluta de miles de años de antisemitismo. ¿Y por qué hay antisemitismo?”

 “¿Cómo es que hace unos 3.500 años, el Faraón decidió exterminar a todos los varones hebreos? ¿Y cómo se explica que mil años más tarde, Hamán quiso exterminar a todos los judíos? ¿Y por qué, hace 700 años, Inglaterra expulsó o mató a sus judíos? Y hace unos 500 años, España siguió su ejemplo y hace 350 años, Yemen también”.

“¿Cuál es el motivo, cuál es la razón de todos estos hechos? La respuesta es que no existe un común denominador y que no existe razón alguna”.

 “El odio es una emoción fácil de operar e inflamar. Este aspecto más oscuro de la psiquis humana, a veces irrumpe en la forma de un odio ciego hacia el otro. Que si sólo desaparecieran, todos los problemas se resolverían”.

 “En cada una de esas manifestaciones, el antisemitismo toma una forma diferente, encontrando supuestamente una causa diferente. A veces se nos mata porque nosotros los judíos tenemos costumbres diferentes, la comida Kosher, el Shabat, las plegarias, lo que ha llevado a muchos judíos a mezclarse en las naciones del mundo e inclusos a asimilarse. Pero incluso entonces, los antisemitas atacaron a los judíos precisamente porque se asimilaron al entorno y “contaminaron” su raza”.

“¿Los judíos son exitosos? Es esa una razón para el antisemitismo. ¿Los judíos están fracasando y son pobres? Esa es una razón para el antisemitismo. ¿Los judíos son un pueblo sin tierra, aislados de su tierra durante generaciones?  Ese es un motivo para odiarlos. ¿Los judíos han establecido un Estado exitoso y fuerte? Esa es una causa para odiarlos”.

 “Cada vez que tenemos la tentación de creer que hemos ingresado a una era nueva, liberal y moderna, en la que la gente ya no se aferra al odio a los judíos, la realidad nos despierta a la verdad”.

“¿Cuál es la lección? ¿Qué debemos hacer con esto? Mi respuesta es clara:

Nuestro imperativo fundamental es defender nuestro propio destino. Confiar sólo en nosotros mismos.

Ser fuertes y nunca pedir disculpas por nuestra propia existencia o nuestro éxito”.

“Hemos construido un Estado judío fuerte y próspero en la Tierra de Israel. El objetivo, que no tenemos más remedio que cumplir, es que el Estado de Israel debe ser el más fuerte. Siempre. Tener el ejército más fuerte, con la mejor fuerza aérea, con los combatientes más aguerridos, con el Mossad y la Agencia de Seguridad de Israel más sofisticados, y por sobre todo, con la más profunda convicción en la justicia de nuestro camino”.

 “El Estado de Israel es fuerte. Estamos construyendo puentes con nuevos y viejos amigos y profundizando nuestras alianzas. Pero junto a nuestros amigos y aliados cercanos y lejanos, debemos recordar una verdad básica: sólo podremos existir en nuestro país si profundizamos nuestras raíces en nuestra tierra”.

 “El Holocausto tuvo lugar después de cerca de dos mil años de exilio. El pueblo judío se asemeja a una planta que requiere de un determinado tipo de tierra. La planta, tal vez pueda vivir e incluso sobrevivir de alguna manera en otro sitio, pero si desea crecer y florecer plenamente, debe estar arraigada en su propia tierra”.

 “El pueblo judío puede vivir en la diáspora y soñar con Jerusalén, pero eventualmente, la existencia genuina y natural de nuestro pueblo, sólo puede darse realmente mediante nuestra presencia física en nuestra patria original, aquí en la Tierra de Israel. Construir esta patria es una obligación, pero también un enorme privilegio para todos nosotros”.

 “Esta ceremonia da inicio a los eventos del Día de Recordación del Holocausto y también marca el punto medio de las tres semanas de nuestro renacimiento nacional. Este comenzó con la Pascua judía, que conmemora el nacimiento de nuestra nación, y continúa la próxima semana con nuestro Día de Conmemoración por los Soldados Israelíes Caídos y concluye con el Día de la Independencia de Israel”.

“La presencia judía en la Tierra de Israel comenzó hace aproximadamente 4.000 años, y cada una de nuestras actividades aquí, en el Estado de Israel, es un acto de construcción y de fortalecimiento de nuestra tierra. Cada casa que construimos, cada bebé que nace, cada empresa que es establecida, cada paso que damos en los ríos de nuestro país, cada canción escrita, cada acto de bondad realizado entre una persona y su amigo es un ladrillo más en esta magnífica construcción denominada Estado de Israel”.

 “Construir el Estado de Israel, el Estado judío en la Tierra de Israel, es de hecho, nuestra victoria sobre aquellos que pretendían eliminarnos. Pues abracemos todos y salvaguardemos nuestro país”.

“Finalmente, un último punto que es particularmente importante estos días. El Levantamiento del Gueto de Varsovia, es correctamente considerado, la cumbre del heroísmo judío, una batalla imposible de un puñado de judíos contra muchos alemanes. Todos crecimos con este legado”.

  “Se habla menos acerca del trágico hecho de que dos organizaciones judías que lucharon contra los alemanes no lo hicieron como un solo cuerpo, sino como dos organizaciones que competían entre sí, y que no cooperaron entre sí. Esas dos organizaciones eran la Unión Militar Judía, que pertenecía al movimiento revisionista de derecha, y la Organización de Combate Judía, que pertenecía al movimiento socialista de izquierda”.

“Sí. Hermanos y hermanas, incluso durante el capítulo más oscuro de la historia judía, durante el infierno del exterminio de nuestro pueblo, la izquierda y la derecha no encontraron una forma de trabajar conjuntamente. Cada uno de estos grupos luchó solo contra los alemanes. Trato de entender ¿cuál era la brecha ideológica tan importante como para dividir a dos organizaciones judías que libraban una batalla tan desesperada y heroica? ¿Qué animosidad interna justificaba dicha división?”

 “Hermanos y hermanas, no podemos, simplemente no podemos permitir que el mismo gen peligroso del faccionalismo  disuelva  a Israel desde adentro”.

 “Hoy, gracias a D-s, en el Estado de Israel, tenemos un ejército, un gobierno, un parlamento y una nación, el pueblo de Israel. Cuando estamos unidos, ningún enemigo externo puede vencernos”.

 “Hermanos y hermanas, que la memoria de esta beba que pereció en el Holocausto, incluso antes de que se le diera un nombre, junto a la memoria de los seis millones de nuestros hermanos y hermanas asesinados, sea una bendición”

 


Dr. Guido Maisuls
Servicio judío de opinión e investigación periodística
Compartir en:

AYÚDANOS A SUSTENTAR IDENTIDADES

Donar $1000 Donar $2000 Donar $3000 Donar $5000

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *