¿Podemos los judíos prescindir de Israel?

¿Podemos los judíos prescindir de Israel?

Ayer como hoy, hay quienes vienen repitiendo en forma tediosa, monótona e incansable que Israel no representa a los judíos que viven a lo largo y a lo ancho de este mundo.

Pero si Israel no representara a todos los judíos del mundo: ¿Cuál otro de los 192 países independientes en el mundo y 42 territorios no independientes o colonias lo haría?

Podemos coincidir o disentir con este Estado de Israel, nos puede gustar o no su dirigencia, podemos amarlo o incomodarnos ante su épica presencia entre las naciones del orbe pero existen aun millones de miradas y emociones de judíos del mundo que se sienten representadas ante esta humana pero maravillosa inspiración producida por aquellos ancestrales valores judíos que lo hicieron posible.

Pero ¿Qué sería de las comunidades judías del mundo sin la aureola protectora de Israel? ¿Qué seria para las comunidades judías del mundo la pérdida de la centralidad de Israel?

Este Estado de Israel tan injustamente demonizado tiene una cualidad extraordinaria que desgraciadamente hoy no la poseen los demás países de la región y es precisamente la elección de vivir en un sistema de completa democracia, de permitirles a sus ciudadanos poder desarrollar sus talentos en una forma completamente libre, permitiendo y potenciando la auto reflexión, la autocrítica, la capacidad de disenso y el pluralismo de ideas y sentimientos.

Sabemos que para muchos de los judíos del mundo aparecen molestas incomodidades que surgen de la voluntad de los gobernantes de sus respectivos países quienes votan descaradamente contra Israel en los organismos internacionales, cuestionando el derecho de sus legítimas raíces a su tierra ancestral y sus necesidades básicas de seguridad y viabilidad como un estado soberano enclavado en un medio oriente que vive incendiándose perpetuamente por causas absolutamente ajenas a su voluntad.

Israel está protagonizando una heroica y difícil lucha y nos necesita a todos, a vos y a mí, a nosotros y a ustedes, a todas las personas que habitamos en este ancho y polifacético mundo pero nosotros, los judíos del mundo, necesitamos vitalmente la centralidad del Estado de Israel en este mundo que navega desorientado en medio del caos y la confusión hacia la absoluta nada.

Esta nota está inspirada en Deuteronomio 34: “Y subió Moisés desde la llanura de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está frente a Jericó, y el Señor le mostró toda la tierra: Galaad hasta Dan, todo Neftalí, la tierra de Efraín y de Manasés, toda la tierra de Judá hasta el mar Occidental, el Neguev y la llanura del valle de Jericó, la ciudad de las palmeras, hasta Zoar. Entonces le dijo D-os: Esta es la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: Yo la daré a tu descendencia. Te he permitido verla con tus ojos, pero no pasarás a ella”  Esto ocurrió hace 3293 años pues Moisés vivió 120 años entre el 1393 AEC y el 1273 AEC (Según el calendario hebreo Moisés fallece el 7 de Adar de 2487 y el pueblo ingresa a la Tierra de Israel con Joshua el 10 de Nissan del 2488 hace 3292 años atrás)

 

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Compartir en:

AYÚDANOS A SUSTENTAR IDENTIDADES

Donar $1000 Donar $2000 Donar $3000 Donar $5000

Comentarios de: “¿Podemos los judíos prescindir de Israel?”

  1. Israel constituye la centralidad de los judíos del mundo .
    Nuestra identidad ,seguridad y cultura necesita del único estado judio del mundo .
    Quienes no lo advierten no han sabido leer la historia y no han percibido que siempre fuimos extranjeros en todos los países donde habíamos nacido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *