*Superación en dos pasos*

*Superación en dos pasos*
Iosef nació en una familia  acomodada, era el consentido de su padre.
Fue traicionado, vendido como esclavo, apresado siendo inocente, lastimado emocionalmente.
Y luego en poco tiempo pasó a dirigir la gran superpotencia mundial, Egipto.
El camino obvio y justificado, era la revancha, el rencor, el resentimiento.
Pero él nunca se dejó intoxicar ¿Cómo lo hizo?
A un hijo lo llamó Menashe= Olvido, dislocación, no dejar que el pasado te atrape, no permitir que el trauma quedé tatuado. Trasladarse, olvidarse, moverse.
Al segundo hijo lo llamó Efraín=Fructífero, próspero, reconocer que el dolor lo fortaleció, que los desafíos fueron maestros, que las pruebas fueron oportunidades.
Cada padre bendice a su hijo, algunos cada Shabat, otros en víspera de Iom Kipur, que Di-s te bendiga que seas como Efraim y cómo Menashe. 
Shabat Shalom 
Iosi Levy
Compartir en:

AYÚDANOS A SUSTENTAR IDENTIDADES

Donar $500 Donar $1000 Donar $2000 Donar $3000 Donar $5000

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *