Reportaje a Leonardo Jmelnitzky. La DAIA que viene

Reportaje a Leonardo Jmelnitzky. La DAIA que viene

“… de algún modo hay un concepto de la dirigencia política comunitaria que se ha quedado en el tiempo”

Leonardo Jmelnitzky: Ex Presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA)

1. Identidades: ¿Cuál fue la motivación que lo ha llevado a ponerse al frente de esta lista destinada a afrontar una próxima conducción en la DAIA? ¿Qué es lo que le ha decidido a afrontar este desafío y cuál es el objetivo en el caso de llegar a conducir esta gestión de DAIA?

Leonardo Jmelnitzky: La idea general pasa por, de algún modo entender que el mundo está cambiando muy rápidamente, la aceleración de los cambios se está agudizando con el devenir de los tiempos y que de algún modo hay un concepto de la dirigencia política comunitaria que se ha quedado en el tiempo o sea que las razones que hicieron de que DAIA fuese creada en su momento fue básicamente como una forma de proteger a la comunidad judía argentina del nazismo tema que era muy importante en la Argentina. Hoy ha cambiado; el antisemitismo ha tomado otras formas, no ha dejado de estar muy vinculado con lo anterior pero los modos en que se manifiesta son distintos. El momento en que la DAIA se creó era cuando el Estado de Israel no había sido creado aún y era una situación diferente que implicaba un modo de acción también diferente, ahora uno se pregunta si hubo un aggiornamento, una actualización del modo de encarar la política comunitaria a partir de los cambios que ha habido.

En algún caso se hizo lo que se pudo respondiendo como una reacción a las contingencias pero no se ha tenido una estrategia o un pensamiento a largo plazo que nos permita pensar los escenarios y las reacciones posibles de lo que puede llegar a ocurrir, supongamos y ojalá que nunca pase como por ejemplo un agravamiento de la conflictividad en medio oriente porque hoy hay un gran impulso antisemita disfrazado de antisionismo y el antisemitismo clásico ha quedado reducido a una mínima expresión y está encarnado en un discurso anti sionista y por lo tanto la pregunta es: ¿Cómo impactaría eso en una comunidad judía como la argentina?, ¿que problemas traería?, ¿como responderíamos?

Frente a todo esto es como dar respuesta porque estamos hablando de un país que está atravesando un momento difícil y esperando que termine pronto, propenso a crisis antisemitas de distinta naturaleza y la comunidad tiene que estar preparada para responder a esto, hay que comprender también que nosotros venimos de una situación muy crítica a partir del Memorándum de Entendimiento con Irán. Argentina necesita recomponer lazos de información con distintos países o potencias en el mundo y DAIA debería colaborar en ese trabajo, DAIA debería manejar informaciones y tener un equipo de personas muy capacitadas políticamente a la hora de tomar las decisiones y los modos de acción y así plantear una estrategia política para la DAIA.

  1. Identidades: ¿Cómo se relacionaría la DAIA con los diferentes estamentos políticos del Estado, de diferentes corrientes políticas y de otras organizaciones no gubernamentales?

Leonardo Jmelnitzky: Si bien la DAIA es una delegación de organizaciones israelitas argentinas pero su rol de ser una institución judía no implica que sea una asociación ajena al devenir del país, nosotros hablamos de que nos preocupa la posibilidad del terrorismo, esperamos y deseamos que no vuelva a manifestarse en nuestro país pero eso no es un problema exclusivamente de la DAIA, es un problema del país; si nosotros hablamos de problemas de seguridad interna o estamos hablando de riesgos externos, de infiltraciones del exterior ya estamos hablando de problemas que afectan al país en su conjunto del cual la DAIA y la comunidad judía tienen un rol especial, un papel destacado por los dos atentados que ha sufrido el país en el cuerpo de la comunidad judía en la década de los noventa pero en términos generales afecta a la República Argentina en su conjunto, las relaciones con las autoridades tiene que ser de mutua colaboración en defensa de los intereses de la República Argentina e indirectamente de la comunidad judía.

  1. Identidades: En diferentes ámbitos comunitarios y extracomunitarios identifican su nombre con la anterior gestión como presidente de la AMIA y en esta ocasión se refieren a la lista del BUR (Bloque Unido Religioso) ¿Es realmente así?

Leonardo Jmelnitzky: AMIA y DAIA son dos instituciones que si bien están hermanadas por una historia y una trayectoria son distintas con otros objetivos diferentes; si uno piensa en diferentes y relevantes comunidades judías del mundo por ejemplo el factor fundamental es la seguridad que preocupa y ocupa intensamente, si uno piensa en ese tema con todas las vertientes y las variantes que puedan tener es un tema que no tiene nada que ver con una posición religiosa o no religiosa, el tema de la no discriminación y el de los derechos humanos pues no hay un tema ideológico porque son temas muy concretos, la idea es darle una conformación distinta, que DAIA sea un equipo de gente muy preparada intelectualmente para ser capaz de analizar la información que reciben, elaborar estrategias a largo plazo y prever posibles problemas a mediano y largo plazo de esos problemas y eso implica un ejercicio del pensamiento, tener gente capacitada para poder hacerlo y vamos a apuntar a tener en DAIA equipos de asesores trabajando en seguridad interior y exterior, en comunicación y en distintas áreas con mucha seriedad y sin improvisaciones.

  1. Identidades: ¿Puede hacer un somero análisis sobre la actual gestión que está concluyendo su mandato en DAIA?

Leonardo Jmelnitzky: Yo creo que la gestión de Ariel Cohen Sabban que fue de algún modo la persona que llevó adelante esta gestión, más allá de este último y triste episodio que no sabemos muy bien lo que ha pasado, la historia real queda entre las personas involucradas, sabemos que Ariel hizo una demanda recientemente que se hizo público hace poco, habrá que ver cómo se termina de dirimir esto pero yo creo concretamente que más allá de los modos o de las maneras el tema de darle independencia económica a la DAIA o que DAIA no dependa de ningún gobierno nacional de turno sea cual fuere su ideología o su perfil; creo que es la condición básica que cualquier presidente de DAIA pueda tener una gestión donde no sea presionado por nadie.

  1. Identidades: ¿Cómo piensa que la DAIA pueda tener un financiamiento económico que le permita una independencia de todos esos poderes?

Leonardo Jmelnitzky: El financiamiento económico de DAIA tiene que provenir de instituciones no gubernamentales esencialmente, lo cual no quiere decir que DAIA no puede establecer proyectos conjuntos con el gobierno nacional o con instituciones de todo tipo con una finalidad específica pero no de organismos gubernamentales porque nos van a condicionar políticamente, es una verdad de Perogrullo.

Si pagar los sueldos en una institución se depende de alguien que otorga dinero es casi inevitable que pierda la autonomía porque en esa dependencia aunque no sea explicita hay una relación que limita lo que uno puede decir, lo que pueda hacer o aquello sobre lo que tendría que reclamar o sea es bueno trabajar con un financiamiento de DAIA que no dependa de organismos gubernamentales.

Leonardo Jmelnitzky: Ex Presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA)

Reportaje realizado por el Dr. Guido Maisuls a Leonardo Jmelnitzky
Servicio judío de opinión e investigación periodística
www.identidades.com.ar

Compartir en:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *