Robert Faurisson y los negacionistas de la Shoah

Los negacionistas de la Shoah
El profesor francés y negador del holocausto Robert Faurisson fallece a los 89 añosRobert Faurisson, Noam Chomsky, Norman Finkelstein, Mahmud Abbás, Mahmud Ahmadineyad, …

El negacionismo es una falsificación histórica de los crímenes de lesa humanidad, es un intento de rehacer la historia falseando la realidad de la más imponente tragedia en la historia de la humanidad con seis millones de judíos, 800.000 gitanos, millones de prisioneros de guerra y víctimas civiles, presos políticos, homosexuales, discapacitados físicos o psíquicos, delincuentes comunes, etc.

El negacionismo de Robert Faurisson

El profesor francés y negador del holocausto Robert Faurisson fallece a los 89 años
Robert Faurisson manifestó en 1980: “Las pretendidas cámaras de gas hitlerianas y el pretendido genocidio de los judíos forman una sola y misma mentira histórica que ha permitido una gigantesca estafa político-financiera, cuyos principales beneficiarios son el Estado de Israel y el sionismo internacional y cuyas principales víctimas son el pueblo alemán -pero no sus dirigentes- y todo el pueblo palestino”

El negacionismo de Noam Chomsky

“No veo implicaciones antisemitas en el hecho de negar la existencia de las cámaras de gas o incluso en el de negar el Holocausto. Ni tampoco es una implicación antisemita, per se, decir que se está aprovechando el Holocausto (crea uno que ocurrió o no) de forma agresiva, por parte de apologistas de la violencia y la represión israelíes. No veo ni un indicio de antisemitismo en el trabajo de Faurisson…”

El negacionismo de Norman Finkelstein

En su libro “La industria del Holocausto”, acusa a Israel por utilizar la tragedia de seis millones de judíos con fines políticos y económicos y junto a otros historiadores revisionistas cuestiona la historia oficial del sionismo y los mitos fundacionales del Estado de Israel.
“La novelista Cynthia Ozick en All the World Wants the Jews Dead dio una explicación sencilla de las críticas a Israel: “El mundo quiere eliminar a los judíos (…), el mundo siempre ha querido eliminar a los judíos”. Si todo el mundo desea que los judíos desaparezcan, lo realmente extraño es que sigan vivos… y que, a diferencia de buena parte de la humanidad, no estén precisamente muriéndose de hambre” (La industria del Holocausto, Norman G. Finkelstein

El negacionismo de Mahmud Abbás

El líder de la Autoridad Nacional Palestina Mahmud Abbás, más conocido por su nombre de guerra Abú Mazen desarrolló su formación en la Universidad Oriental en Moscú donde concluyó sus estudios con la siguiente tesis doctoral: “La Conexión entre el Nazismo y Sionismo 1933-1945”, además publicó un libro con el título: “La Otra Cara: La Conexión Secreta Entre los Nazis y el Movimiento Sionista”
En el prólogo a su libro, Abu Mazen relativizó el número de víctimas del Holocausto Judío, negando los datos habitualmente aceptados. También argumentó en su libro que las cámaras de gas no fueron utilizadas para el exterminio, coincidiendo así con las afirmaciones del conocido negador del Holocausto Robert Faurisson.

El negacionismo del régimen que gobierna Irán:

En diciembre del 2006, la “Conferencia Internacional para la Revisión de la Visión Global del Holocausto” fue inaugurada en Teherán, por iniciativa del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad. Contó con la presencia de líderes del Ku Klux Klan estadounidense, organizaciones neo-nazis europeas, rabinos de la organización anti sionista Neturei Karta, clérigos y dirigentes del mundo islámico, es decir una auténtica congregación de negacionistas del Holocausto. Se dedicaron a falsear sistemáticamente la cifra de víctimas, la existencia de cámaras de gas y campos de exterminio y a difamar a Israel y a occidente.

Adolf Hitler dijo en una ocasión: “No soy un hombre solitario; ¡tengo el mejor amigo del mundo, tengo a Göring!”. A él nunca le gustaba estar solo, siempre prefería estar rodeado de gente, hablaba incesantemente y la mayoría de las veces de sí mismo.
Adolfo Hitler tuvo muchos y buenos amigos y sin ellos no hubiera podido llevar solo sus delirantes y escalofriantes proyectos; una numerosa lista de amigos que le ofrecieron ayudas invalorables, entre ellos los negacionistas de la Shoah como Robert Faurisson.

Guido Maisuls
Servicio judío de opinión e investigación periodística
www.identidades.com.ar

Compartir en:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *